miércoles, 8 de febrero de 2023

Hijo de inmigrantes y además: inmigrante digital

¿Nativo o inmigrante digital?¿Me ayudan a saber qué soy?...

Félix Arturo Chang León
en Exclusivo 28/03/2014
11 comentarios
nativos_digitales
A los nacidos después de los 80 y los 90 se les denomina nativos digitales. (Alfredo Lorenzo Martirena Hernández / Cubahora)

Yo que nací en el puerto de Casilda, a una legua al sur de de Trinidad, sentí herido mis sentimientos cuando a principios de la década de los 70 del siglo pasado fui desechado de un grupo de trinitarios escogidos para investigar con ellos la manera de hablar o pronunciar de los habitantes de esa villa espirituana, que recientemente cumplió medio milenio de fundada.

Miré desafiante a aquellos alumnos de la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana, y como disculpa una de ellas dijo: “es que no sabemos bien, pero tú no hablas como trinitario, pudiera ser porque no eres de la misma ciudad, no sé…”.

¿Cómo de oírme un par de frases me apartaron de la muestra de una investigación en la cual yo sentía que reafirmaría mi condición de trinitario?

La crisis se intensificó cuando meses después el profesor de idioma chino en la habanera Escuela Abraham Lincoln (hoy sede del Instituto de Relaciones Internacionales) tras afirmar en plena clase que yo no hablaba el mandarín con el dejo de los cubanos, aguzó el oído para escucharme y triunfante dijo: “Es que usted habla cantonés y está aquí aprendiendo mandarín.”

Por suerte, un condiscípulo de la escuela de idiomas que también estudiaba chino, Max Figueroa (hijo) me aclaró que yo tenía interferencias lingüísticas hacia el mandarín y el habla popular trinitaria porque quizás desde mi nacimiento hablaba el idioma de mis padres (ambos de Cantón) y el español, lo cual le confirmé para escuchar luego su detallada explicación del uso de un oscilógrafo para confirmarlo.

Vivo con esas y otras experiencias de que cuando era niño hablé con habitantes del Barrio Chino de La Habana, sin entender lo que respondían. Por fortuna mi tío aclaró que por la convivencia de tanto tiempo cada uno llegó a entender el dialecto de los demás, pero sin renunciar a hablar al suyo, por lo cual debía de prestar atención hasta que los comprendiera algún día.

Son las consecuencias de ser hijo de dos campesinos asiáticos que vinieron del sur de China hacia la caribeña Cuba, lo cual provocó y sigue causando situaciones no comunes en el hablar y también por mis rasgos físicos que han creado confusiones en Moscú, Pyongyang, Hanoi, Ciudad Ho Chi Minh y hasta en zonas habaneras como El Laguito y el elevador del edificio de F y Tercera en La Habana, incidentes que prometo compartir en otra ocasión, pues ahora choco con que lo mismo me clasifican como nativo digital que soy incluido entre los inmigrantes digitales y si protesto, exponen razonamientos que me desconciertan.

Resulta que hace ya un tiempo, durante un encuentro en un teatro lleno con más de 200 maestros y cuadros de Educación de la provincia de Villa Clara, se me ocurrió referirme a algunos fragmentos de “Nativos Digitales, Inmigrantes Digitales” escrito en 2001 por Marc Prensky, quien dijo:

“Me resulta sorprendente cómo con todo el alboroto y el debate hoy día acerca del declive de la educación en los Estados Unidos ignoramos su causa más fundamental. Nuestros estudiantes han cambiado radicalmente. Los estudiantes de hoy ya no son el tipo de personas que nuestro sistema educativo pretendía formar cuando fue diseñado.”

“Los estudiantes de hoy no han cambiado solo gradualmente con respecto a los del pasado, no han cambiado simplemente su argot, su ropa, sus adornos corporales o su estilo, como había ocurrido hasta ahora entre las distintas generaciones. Ha tenido lugar una auténtica discontinuidad. Podríamos incluso llamarlo una “singularidad”: un acontecimiento que cambia las cosas de manera tan fundamental que no hay vuelta atrás. Esto que damos en llamar “singularidad” es la llegada y rápida propagación de la tecnología digital en las últimas décadas del siglo XX.”

“Resulta claro ahora que como resultado de este entorno omnipresente y del enorme volumen de su interacción con él, los estudiantes de hoy piensan y procesan la información de manera fundamentalmente diferente a sus predecesores.”

“¿Cómo deberíamos llamar a estos “nuevos” estudiantes de hoy? Algunos se refieren a ellos como la Generación-N [por Net] o Generación-D [por Digital]. Pero la designación más útil que he encontrado para ellos es Nativos Digitales. Nuestros estudiantes de hoy son todos “hablantes nativos” del lenguaje digital de los ordenadores, los videojuegos e Internet.”

“Entonces, ¿en qué nos convierte esto a los demás? Aquellos de nosotros que no nacimos en el mundo digital, pero que, en algún momento más avanzado de nuestras vidas quedamos fascinados y adoptamos muchos o la mayoría de los aspectos de la nueva tecnología somos, y siempre lo seremos en comparación con ellos, Inmigrantes Digitales.”

Varios participantes del encuentro expresaron que era un asunto del cual había que ocuparse, pues lo mismo que a los estudiantes de Estados Unidos, debe estar ocurriéndoles a los cubanos.

Al salir del teatro, una maestra entrada en años se acercó y me dijo: “Usted dijo que está entre los inmigrantes digitales, pero yo he leído la sección semanal (A la vista) que escribes en el periódico Vanguardia y he sabido de lo que intentó hacer con el QuipusNews creado por Grupo Chasqui de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas allá cerca del año 2000 y creo que eres un nativo digital”.

Le riposté con que nací en 1952, en un entorno en el cual me desenvolví entre relojes de cuerda, radios y televisores de bombillos, teléfonos de darle vuelta y más vuelta a una manigueta hasta que respondieran del centro telefónico, y que todos las cosas eran metálicas hasta que fue apareciendo lo que llamábamos pasta y que hoy le dicen plástico, y no recuerdo cuántas descripciones más, hasta reafirmar: “por eso, soy un inmigrante digital”, pero apenas cerré la boca ella dijo: “Está bien, eres un inmigrante digital como mismo eres hijo de inmigrantes chinos, pero sin dejos al hablar, y si los tienes, hay que detectarte con un oscilógrafo”.

NOTA FINAL: En el próximo texto me referiré a las características de los nativos e inmigrantes digitales, para lo cual cuento con los comentarios de lectoras y lectores.


Compartir

Félix Arturo Chang León

Periodista cubano de origen chino que nació y vive en Cuba. Santa Clara. Dirigió el periódico Vanguardia durante 16 años.

Se han publicado 11 comentarios


Arturo Chang
 29/3/14 11:26

Arístides: Si quedaste en China al leer el texto, eso significa que no está bien elaborado. Pido disculpas y prometo ser más cuidadoso, al mismo tiempo que solicito comentarios que contribuyan a mejorar lo que escribí para que sea entendido por todos. Le agradezco su sinceridad al darme la pista para saber que debo elaborar mejor mis escritos. Gracias, se lo agradezco de todo corazón.

Arturo Chang
 29/3/14 11:24

senelio ceballos: Vi ejecutar los trabajos de la conductora del hotel Costasur ubicado a unos 9 kilómetros de Casilda. No conocí a Armando Ho, pero sí oí hablar de él, pero desconozco sobre los sucesos del Hanabanilla de los cuales hablas. Y tantas gracias te doy por desearme éxitos aquí en este espacio como por querer arrancarme la cabeza por algo de lo cual no soy culpable. Espera correo y gracias por comentar.

Arístides
 28/3/14 22:11

Te voy a confesar que después de leer tu tan elaborado escrito, para digerirlo bien, lo voy a tener que volver a leer y leer, hasta que coja tamaño de bola. En este momento confieso que: ¡ESTOY EN CHINA! Sin pena lo digo, Y que conste, sin connotaciones racistas o chovinistas. ¡CUBANOS SOMOS Y DE CORAZÓN!

senelio ceballos
 28/3/14 17:39

..Chang..pasame tu email..Te voy a mandar algo sobre hijos y nietos de emigrantes en el ESCAMBRAY....sceballos@yandex.ru..

senelio ceballos
 28/3/14 17:37

..Muchos annos despues...Me envian para esa zona sur-espirituana con mi brigada [Ecoing-9/v.c ]a construir obras hidraulicas..VARIAS DE ELLAS..conductora al hotel de CASILDA, Micropresa el Ay, Langostinos etc..Pero alli me encontre con otro..CHINO-CUBANO, que durante annos fue mi - hermano de ideas!!!Ing.ARMANDO HO CHAO del caserio CARACUSEY..Ese nombre debe escribirse con letras de oros para la historia de la hidraulica en nuestras provincias centrales..CHINO CHANG, AQUEL otro chino tambien ..ES CUBANO..con letras mayusculas...Lo recuerdo como si fuera ayer..CUANDO..los sucesos del hotel HANABANILLA y las operaciones militares alli dentro del hotel..CHINOS DE "MANILAS" ..los quiero y respeto..jajajaja Aunque en algunas articulos no comparto con VOS!! Exitos en este nuevo espacio-web..CHANG /FORO-CUBAHORA..Aunque te cortara la cabeza por lo del FORO-RETAGUARDIA .CO.CU El guajiro

Arturo Chang
 28/3/14 13:44

kinath: nací, en Casilda, un puerto al de Trinidad en la actual provincia de Sancti Spíritus a las 4 PM del 25 de febrero de 1952, de madre y padre inmigrantes chinos, por tanto, soy un cubano cuyos orígines están en China. Y me gusta que hayas escrito en mayúsculas "Que no quepa duda...ERES CUBANO!!!". No hay dudas, pero en cuanto a lo de ser nativo o inmigrante digital... ya eso es harina de otro costal. ¿No te parece?

kinath
 28/3/14 12:48

Que no quepa duda...ERES CUBANO!!!

Arturo Chang
 28/3/14 12:35

Jose: Ciertamente, como dices, no soy una cosa ni la otra, o mejor dicho: ni soy del todo un nativo, ni tampoco enteramente un inmigrante. Digamos que puedo ser un inmigrante que habla bien el idioma de los nativos. Y en eso tienes razón al decir que soy todo lo contrario, o sea, todo lo contrario al nativo y al inmigrante según la definición. Tomaré en cuenta tu observación para el próximo material sobre este tema.

Jose
 28/3/14 12:07

Jeje, qué bueno está eso. Ni una cosa ni l aotra, sino todo lo contrario.

Arturo Chang
 28/3/14 8:55

Mercy: Ni la contradigo a usted, ni tampoco a la profesora, pero creo que ella encontró la mejor frase para mi situación que es la de decir que no tengo dejos al hablar ni el idioma español de manera perceptible, ni tampoco en materia digital. Le agradezco su mensaje, que me ha despertado ideas para el próximo material relacionado con las características de los nativos digitales. Gracias, mucha gracias.

Mercy
 28/3/14 8:31

Interesante tema. A mí me parece que existe una pésima costumbre de clasificar cualquier cosa excluyendo si sentido. Coincido con la profesora que le dijo que Ud. arturo Chang es un nativo digital, si al menos no lo es, resulta una especie de niño prodigio entre los migrantes...hace más de 10 o 15 años desarrolló Foros Vanguardia, el prototipo de redes sociales más avanzados para la época.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos