domingo, 27 de noviembre de 2022

Qué es la dislexia o dificultad para la lectura (+Video)

La mayor parte de los niños con dislexia puede tener logros en la escuela con la ayuda de una supervisión o de un programa de enseñanza especializado…

Alberto Jesús Quirantes Hernández
en Exclusivo 10/10/2022
3 comentarios
Niño con dislexia
Niño con dislexia

La dislexia es una alteración de la capacidad de leer por la que se confunden o se altera el orden de letras, sílabas o palabras. De ahí que suponga un trastorno en el aprendizaje. La dificultad para leer por problemas en la identificación de los sonidos y en la comprensión de la relación de estos con las letras y las palabras, hace que la dislexia también se conozca como “dificultad de lectura”, afecta zonas del cerebro que procesan el lenguaje.

Aquellos que sufren dislexia tienen una inteligencia y una visión normal. La mayor parte de los niños con dislexia puede tener logros en la escuela con la ayuda de una supervisión o de un programa de enseñanza especializado. El apoyo emocional también interviene como un importante papel.

La dislexia no tiene curación, pero la evaluación e intervención precoces conducen a los mejores resultados. A veces la dislexia no se diagnostica durante años y permanece sin ser identificada hasta la edad adulta, pero nunca es tarde para buscar ayuda especializada.

Manifestaciones

Las manifestaciones de la dislexia pueden ser difíciles de reconocer antes de que un menor comience a asistir a la escuela, pero hay algunas señales precoces que pueden indicar un problema. Una vez que el niño llega a la edad escolar, es probable que el maestro del menor sea el primero en notar el inconveniente. La gravedad es variable, pero el padecimiento suele volverse más notorio cuando el niño intenta aprender a leer.

Antes de comenzar en la escuela

Los indicios que apuntan a que un niño pequeño podría estar en riesgo de tener dislexia incluyen demora en comenzar a hablar, aprender palabras nuevas a un ritmo lento, dificultades para formar palabras adecuadamente como colocar al revés los sonidos de las palabras o confundir palabras que se expresan de forma parecida, inconvenientes para recordar o pronunciar el nombre de las letras, los números y los colores o dificultad para aprender canciones infantiles o jugar juegos de rimas.

En la edad escolar

Una vez que el pequeño esté en la escuela, existen posibilidades de que las manifestaciones de la dislexia se hagan más evidentes, entre ellos problemas para procesar y comprender lo que escucha, dificultad para deletrear, problemas para recordar series de cosas, un nivel de lectura muy por debajo del que se espera para la edad, incapacidad para pronunciar una palabra desconocida, dificultad para encontrar la palabra correcta o dar respuestas a preguntas, dificultad para ver, y ocasionalmente escuchar similitudes y diferencias entre letras y palabras, tardar más tiempo del habitual en completar tareas que conllevan leer o escribir o evitar actividades que conlleven leer.

La dislexia en los adolescentes y adultos

Las manifestaciones de la dislexia en adolescentes y adultos son análogas a las de los niños. Algunos de las manifestaciones frecuentes de la dislexia en adolescentes y adultos son dificultad para leer, incluso para hacerlo en voz alta,

lectura y escritura lentas y dificultosas, problemas para deletrear, evitar actividades que conllevan leer, mala pronunciación de nombres o palabras,  problemas para recordar palabras, dificultad para memorizar, problemas para aprender un idioma extranjero o para comprender bromas o expresiones que pueden no ser fáciles de entender a partir de palabras específicas o modismos, dificultad para resumir una historia, tardar más tiempo del habitual en completar tareas que conllevan leer o escribir y para resolver problemas matemáticos.

Cuando se debe consultar al médico

La mayoría de los niños están preparados para aprender a leer en la etapa del círculo infantil o primer grado, pero con frecuencia los menores con dislexia no pueden percibir los conceptos básicos necesarios para esa actividad en esta etapa. Se debe consultar con el médico cuando el nivel de lectura del menor es inferior de lo esperado para su edad o si se notan otras manifestaciones de dislexia. Si no se diagnostica ni recibe tratamiento este trastorno, los conflictos para leer que se presentaron en la infancia se mantendrán en la edad adulta.

Las causas

La dislexia tiene la tendencia a ser hereditaria. Parece estar vinculada con ciertos genes que afectan la forma en la que el cerebro procesa la lectura y el lenguaje, y con factores de riesgo presentes en el ambiente.

Estos factores de riesgo son antecedentes familiares de dislexia u otras dificultades de aprendizaje, nacimiento prematuro o bajo peso al nacer, exposición a la nicotina, a drogas, a bebidas alcohólicas o a una infección durante el embarazo que puedan alterar el desarrollo cerebral del feto o diferencias individuales en las partes del cerebro que permiten la lectura

Sus complicaciones

La dislexia puede producir una serie de complicaciones, entre ellas problemas para aprender. Es que debido a que la lectura es una habilidad básica para muchas de las otras materias escolares, un niño con dislexia se encuentra en desventaja en la mayoría de las clases y es posible que le sea difícil seguirles el ritmo a sus compañeros.

También puede determinar problemas sociales pues si no es tratada, la dislexia puede provocar baja autoestima, ansiedad, problemas de conducta, agresión y retraimiento hacia amigos, padres y maestros.

También ocasiona problemas en la adultez pues un niño puede verse impedido de alcanzar su potencial cuando crezca si no puede leer ni comprender y eso puede tener consecuencias sociales, educativas y económicas a largo plazo.

Los niños que sufren de dislexia están expuestos a un mayor riesgo de sufrir trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y viceversa. El TDAH puede causar dificultad para mantener la atención como también hiperactividad y conducta compulsiva, lo que puede hacer que sea más dificultoso tratar la dislexia.

Pero lo cierto es que mientras más pronto se ponga en manos especializadas un menor con dislexia, mejores van a ser los resultados.

 


Alberto Jesús Quirantes Hernández

Profesor Consultante y Jefe del Servicio de Endocrinología del Hospital Docente Dr. Salvador Allende en La Habana, Cuba.

Se han publicado 3 comentarios


Rosy
 11/10/22 7:42

Conozco a un  muchacho así pero últimamente ha mejorado con clases

Cristianhomero Pillajo Quishpe
 10/10/22 17:47

Mi hijo sufre de dislexia como me puede avisar

M.Sc. Dr. Quirantes
 18/10/22 8:48

Mamá, debes acudir a un especialista y mientras más pronto mejor para el niño.

2

Deja tu comentario

Condición de protección de datos