domingo, 27 de noviembre de 2022

El alumbrón de Bad Bunny (I)

Lo controversial fue convertir el videoclip de “El Apagón” en un documental de denuncia...

José Ángel Téllez Villalón
en Exclusivo 27/09/2022
0 comentarios
Benito Martínez
Benito Martínez

Generó titulares desde que se publicó. Sucede habitualmente en los medios  y columnas de entretenimiento; del “conejo malo” se sigue cada paso, tanto sus  travesuras como sus estrenos. Pero esta vez lo que se hizo noticia fue la  extrañeza, por un lado, con la forma y el contenido del video, y, por otro lado, su gesto,  fuera  de lo que lo ha hecho famoso, fuera de lo que se espera de él.

“Bad Bunny estrena un video documental con su tema "El Apagón",  reseñó CNN Español. “Bad Bunny estrena el video de “El Apagón”, un documental de denuncia social” destacaron desde la EFE.  “Bad Bunny retrata la crisis de energía y de desigualdad de Puerto Rico”, apuntó un columnista del NY Times.

"El Apagón" es uno de los temas del último álbum Un Verano Sin Ti,  lanzado en este 2022. La canción es un collage de sensaciones, de anotaciones sobre la identidad puertorriqueña, desde las experiencias vividas y la cultura de Benito Cortez.  Habla del orgullo de ser boricua  y  latino, menciona lugares emblemáticos de la isla (Carolina, Bayamón, Rincón…); destaca el hecho de ser la patria del reggaetón y del perreo;  menciona a sus ídolos, de la música  (Maelo y Tego Calderón)  y del deporte (Barea y Maldiva). El spanglish (“Vamo' pa' lo' bleacher, a prender un blunt” o “Welcome to the calentón”) es también expresión de esa  puja cultural  que a la colonia  caracteriza. 

En un podcast, horas después de ser publicado el tema,  Bad Bunny explicó las motivaciones con las que lo concibió. Hay más de un amor erótico que de “matriotismo”; en su imaginario Puerto Rico es una mujer, pero  más que una madre, la siente como su novia.

Tratándose de Bad Bunny,  nada asombran estribillos como: “Puerto Rico está bien cabrón” y “Me gusta la chocha de Puerto Rico”. Un sabor melcochero y sexual que empalagó las tenciones reivindicativas que traía el tema: “Maldita sea, otro apagón” y el  outro de Gabriela Berlingeri con que se cierra el tema con frases como “Yo no me quiero ir de aquí (...) Que se vayan ellos”; “Lo que me pertenece a mí/ Se lo quedan ellos”; “Esta es mi playa/ Este es mi sol/Esta es mi tierra/ Esta soy yo”. El resultado es una protesta, enunciada por el propio título,  que fue  diluida o impedida  por el co-texto: el hecho de ser cantadas  sobre un background  de discoteca y  en un tema inmerso en un álbum  hecho para divertirse.

Musicalmente hablando el tema, se compone de dos partes claramente distinguibles, una primera parte a base de tamboras y otra, más electrónica, house. Es como un viaje o tránsito del pasado al presente, de lo local a lo global. Otra muestra de  las mixturas que han venido a caracterizar el último disco de Bad Bunny.

"Espero que en Puerto Rico puedan verlo antes de que se vaya la luz", así lo anunció  Bad Bunny en una historia de Instagram con un link de lo que suponía  el video  oficial de "El Apagón".

El audiovisual comienza  con imágenes de Bad Bunny y de su gran Concierto  “PFKNR”,  en el Estadio Hiram Bithorm, en diciembre del 2021. Se escucha una voz en off : "A nosotros nos sale natural ser leyenda, porque al final no hay orgullo más grande en cada logro que decir yo soy de P fuckin' R". Se trata de Benicio quien fue el presentador de aquel concierto.

Parece un videoclip normal, se escuchan los  típicos tambores  con que se inicia la canción  mientras se  ilustran la canción, incluida tomas del cantante y de otros vecinos  en la icónica calle donde creció Ismael Rivera.  De repente, una explosión y se escucha  una  voz informativa que dice: "Puerto Rico sigue sufriendo apagones que dejan a decenas de miles sin luz. Esta explosión dejó a toda Puerto Rico a oscuras en abril". Se menciona el caso de un hospital que estuvo 20 horas sin luz. “Mientras la gente ha sufrido 7 aumentos consecutivos de la factura de la luz, los ejecutivos ganan más dinero que nunca, y el servicio es peor que nunca”, denuncia la periodista independiente Bianca Graulau, cuyo rostro aparece por primera vez al minuto y medio.

Viene luego otra ruptura, con la frase: “¡Maldita sea, otro apagón!” Otro trozo del videoclip que es una secuencia de contrates: el cantante, gente común  rapeando,  e imágenes y fotos de archivo.  Dentro de estas últimas,  aparecen viejos precedentes de la rebeldía boricua; como la viñeta gráfica donde unos indios tainos se ven ahogando al colonizador español Diego Salcedo, de una manifestación en 1964 de jóvenes del FEPI, estudiantes ProIndependencia, y del líder independentista Pedro  Albizu Campos.

Al final del video musical, con el cambio de ritmo,  aparecen escenas de una fiesta subterránea, como en un túnel, una especie de rave donde se visualizan  banderas LGTB+ y de Puerto Rico, para dar paso a un ambiente abierto, de playas.

En la segunda parte la periodista aborda, mediante entrevistas, el desplazamiento de comunidades pobres y la gentrificación de algunos barrios de San Juan como Puerta de Tierra y Santurce, consecuencia de la implementación de la   Ley 22, que incentiva a  extranjeros a  mudarse a Puerto Rico e invertir en áreas como las criptomonedas y bienes raíces, al no tener que pagar impuestos y ni tributos. La consecuencia es una especie de “miamización” de estos barrios,  con el encarecimiento del alquiler  y la expulsión de los que la habían vivido por décadas y hasta el cierre de  las escuelas. Hay playas a las que solo se puede acceder… si previamente has comprado mansiones de lujo.  “Están desplazando al boricua para hacerse ellos ricos, a través de lo de aquí, de lo nativo de aquí”, comentó una de las entrevistadas, a la que le dieron 30 días para abandonar su apartamento.

La reportera comentó  a través de un video publicado en su Instagram: “Llevo meses con este secreto. Cuando comentaban que la canción de El Apagón les hizo pensar en mí, ya me había llegado la llamada pero no se los podía decir”, escribió en su cuenta. “Es un video musical que se convierte en un documental. Y para mí es un honor que piensen en mí como fuente de información para estos temas. Esto fue un trabajo en equipo que quisiera poder compartir el proceso para que vieran todo el trabajo que le metimos”.

“Qué honor que confíen en mí para contar las historias de nuestras comunidades, tener la oportunidad de trabajar con un equipo de gente tan talentosa y contar con el apoyo de ustedes para hacer este trabajo. Gracias a cada una de las personas que hicieron este proyecto una realidad. Y gracias @badbunnypr por compartir tu plataforma y apoyar el periodismo independiente. Les amo. Seguimos”, añadió.

Lo “controversial” fue convertir  el videoclip de “El Apagón” en un “histórico corto-protesta”. Un acto con el que rescata el aludido componente crítico de la predomínate “mel-chocha”. Lo que pudo ser un clip tradicional para su tema de 3 minutos,  devino en  otra cosa; el famoso cantante prestó sus plataformas para divulgar un audiovisual de más de 20 minutos de duración en el que se hacen múltiples denuncias sobre la situación que atraviesa Puerto Rico.

Ello propició que  esta otra colonización que sufren sus connacionales llegara  a los ojos y los oídos  que de otra manera jamás habría llegado. En un solo  día, sumó 5 millones de visualizaciones. Alguna picazón habrá causado en los que aparecen citados al final del corto, políticos  y empresarios que rechazaron ser entrevistados o simplemente no respondieron a la solicitud.

Un gesto que para algunos, es pura provocación,  para acumular reacciones. Pero, ¿será por eso y nada más?


José Ángel Téllez Villalón

jaatellez@infocubarte.cult.cu

Periodista cultural


Deja tu comentario

Condición de protección de datos