viernes, 12 de julio de 2024

La comida no caerá del cielo

La actual legislatura del Parlamento tiene sobre sí la responsabilidad de hacer posible otro imposible: multiplicar alimentos...

Félix Arturo Chang León en Exclusivo 22/05/2023
0 comentarios
Candidatos a diputados - Cuba 2023
Candidatos a diputados encabezados por el presidente Miguel Díaz-Canel intercambian sobre la producción de alimentos con pobladores de áreas de la Empresa de Cultivos Varios Valle del Yabú.

Del tema de los alimentos, el que menos conozca sabe de primera mano, sobre todo, lo relacionado con las tribulaciones para tratar de hallarlos y luego poder comprar algunas cantidades, sobre todo las mayorías que dependen de bajos ingresos.

Esto prevalece como lo más agobiante luego de que desaparecieron totalmente las preocupaciones ante una pandemia que conmocionó al país, cuando sus efectos sobre otras naciones también se descargaron sobre Cuba.

Y también continúa la alimentación como fuente de tensiones cuando las medidas sumadas al bloqueo ya van siendo asimiladas y readecuadas las acciones para restablecer gradualmente lo habitual de la vida cotidiana.

El déficit en la capacidad de generación del sistema eléctrico nacional ha ocurrido con menos frecuencia en las últimas semanas, y van quedando en el olvido las estresantes roturas y accidentes cada vez que entraba en funcionamiento una termoeléctrica.

Otras dificultades también merman su intensidad, pero no es el caso de la alimentación, que lejos de ceder tiene motivos para aumentar preocupaciones ante ascendentes precios aplicados por vendedores y revendedores, legales o ilegales, así como estatales o no.

¡Y se hará el milagro de multiplicar la comida!

De todos los temas cotidianos se trataron en los encuentros de la población con los entonces candidatos a diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular, pero el que con más fuerza y reiteración expusieron en comunidades y centros de trabajo en general, fue el de la escasez de productos nutritivos.

El Parlamento que asume a partir de este año, recibe del anterior una aprobada Ley de Soberanía Alimentaria y Educación Nutricional, de la cual toda la población espera que su implementación sea con una mayor celeridad impulsada por la nueva legislatura.

En nuestros espacios de redes sociales Ernest Pappel explica que en la declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 se establecen los derechos a la alimentación, y considera que se trata de un precedente de lo que hoy conocemos como Soberanía Alimentaria, de la cual en Cuba hay una ley con ese nombre.

Sobre si existen recursos y condiciones para implementar esa ley, Lázaro Soto Acosta afirma que sí, con la voluntad y la vergüenza de los cubanos. Asegura: “Sin eso lo puedes tener todo que no logras nada.”

Y acerca de lo necesario para lograrlo, José Angel Aguilera Tamayo dice que es de ilusos, crédulos e ingenuos esperar que algo caiga del cielo. Recalca: “Los bienes materiales proceden del trabajo.”, a lo cual Alexander Parra Suárez agrega: “Solo del trabajo provienen los milagros.”

Sobre imposibles convertidos en posibles y hechos realidad, Jorge Pérez sentencia: “el milagro de los panes y los peces se logra trabajando.”

Dotado de un instrumento legal, de saberes acumulados por científicos y técnicos, así como la exigencia y confianza depositada en los parlamentarios por sus electores, para la nueva Legislatura de la ANPP lograr un año 2023 mejor pasa por la solución inmediata de la actual situación alimentaria.

No es nada nuevo que tendrá que enfrentar los efectos de la sequía u otras calamidades naturales, y como otros sectores, también hallarán obstáculos en el envejecimiento poblacional y la fuerza laboral que abandona el terruño natal en las zonas rurales.

También es un fenómeno añejo la deficiente divulgación científica y técnica, sobre todo de la segunda, lo cual ha malogrado muchos propósitos al unirse a indisciplinas tanto tecnológica como laboral, agravada por mala gestión administrativa.

Hay que estar vigilantes para evitar resurgimientos de viejos vicios consistentes en sembrar enormes cantidades de terrenos para obtener la producción planificada, en vez de aspirar a los mayores rendimientos por área, lo cual cuenta desde hace muchos años con el respaldo de centros científicos.

Tampoco puede haber descuidos en que los planes no solo son en volumen, sino también en surtidos, pues en décadas anteriores hubo experiencias de la década de los 70 del siglo pasado de alto número de viandas cosechadas, sobre todo con frutos de alto calibre como la malanga isleña japonesa en detrimento de otras.

El Parlamento tiene ahora oportunidad de apoyarse en otras normas para implementar la Ley de Soberanía Alimentaria, y una de ellas es la que otorga autonomía a los municipios para descentralizar recursos y dedicarlos a la producción de alimentos.

Desde sus escaños, los diputados pueden actuar para que los instrumentos de contratación jueguen su papel, y no solo se intente ejercer control mediante compromisos o promesas, lo mismo que tienen potestad para exigir que las empresas ejerzan su autoridad, no se deje de pagar a los productores y los incumplimientos tengan consecuencias económicas.

Están en marcha acuerdos con otras naciones y no debemos desconocer su importancia, pero el problema de la alimentación de tiene que ser resuelto por el propio pueblo en las tierras que nadie puede arrebatarle, pero es vital destrabar lo que entorpece el desarrollo de las estructuras productivas locales.

Y si todavía quedara algún equivocado creyendo que los alimentos pueden ser adquiridos mediante importaciones, ya hay suficientes demostraciones de que es insostenible una canasta básica como la actual que depende casi totalmente del exterior.

De brazos cruzados, con lamentaciones, o dando por sentada la derrota sin intentarlo, no se logrará una solución, pues hay que trabajar con la convicción de que es posible generalizar lo que hoy se presenta como excepciones en lugares donde tienen buenos resultados.

Esta legislatura tiene que caracterizarse por encabezar el movimiento de producción de alimentos.


Compartir

Félix Arturo Chang León

Periodista cubano de origen chino que nació y vive en Cuba. Santa Clara. Dirigió el periódico Vanguardia durante 16 años.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos