jueves, 9 de febrero de 2023

Cita de mujeres de todo el mundo en La Habana

Organizaciones cubanas de comunicadores sociales convocaron al X Encuentro Iberoamericano de Género y Comunicación, previsto para mayo del próximo año...

Astrid Barnet Rodríguez en Exclusivo 17/12/2011
43 comentarios
Mujer pintada
Mujer pintada

Temas tradicionales que repercuten en diversas partes del mundo, en especial en nuestro continente, como la violencia de género, la sexualidad y reproducción, los derechos de las mujeres, los estudios de masculinidad, las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones, los medios alternativos, la publicidad y los mensajes de bien público, entre otros, serán objetos de paneles, conferencias y ponencias durante el Encuentro Iberoamericano de Género y Comunicación, que se desarrollará del 23 al 25 de mayo de 2012 en esta capital.

Efectuada por la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) y la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales (ACCS), dicha convocatoria propone como eje temático el logro de un amplio espacio de intercambio y reflexión acerca de los avances y retrocesos en la construcción de la agenda mediática desde la perspectiva de género en el mundo actual.

En paralelo, se presentará una muestra de productos comunicativos no sexistas realizados en diferentes soportes, a la vez que sesionará el Simposio Género, Comunicación y Comunidad, para potenciar experiencias comunicacionales desde las realidades locales.

ALGUNAS OBSERVACIONES

La globalización no constituye un fenómeno nuevo. Desde hace siglos las naciones más desarrolladas han impuesto su modo de vida y de pensar al mundo, en especial en todos aquellos territorios conquistados y colonizados. Mas la globalización que conocemos y que se ha podido desarrollar desde finales del siglo XX y principios del actual es la neoliberal; la que realmente ha mundializado el mercado, gracias al asesoramiento de las instituciones financieras internacionales, la que permite la libre circulación del capital o, lo que es igual, la globalización financiera imperialista.

Y a partir de este fenómeno —observado y analizado por lo general desde una óptica económica—, se desarrolla la vida en nuestro planeta. Así, cuando hablamos de Internet, de avances científico-tecnológicos, de movimientos sociales, de luchas ambientalistas, acerca del pacifismo, del feminismo…dichos procesos (factores, hechos…) son del conocimiento de todos gracias a la globalización de las comunicaciones. Por ejemplo, el conocimiento y la divulgación referidos a la proliferación del VIH/Sida se produce gracias a los avances de tecnologías como Internet, y a diversos movimientos de derechos humanos —como los feministas—, que hoy alertan acerca de los estragos de esa enfermedad. Igualmente, y gracias a la globalización de los avances científico-tecnológicos, podríamos eliminar dicha pandemia de la faz de la Tierra, mas ocurre que un grupo de transnacionales que ostentan el poder financiero y económico entorpecen el logro de un objetivo tan humano.

La globalización ha permitido también la divulgación/promoción de los valores, principios, ideas y modelos de vida de una nación como Estados Unidos— que cuenta con el mercado más fuerte de bienes intangibles y con un sistema técnico-militar capaz de respaldarlo—, autoproclamada líder mundial en cuestiones que nada tienen que ver con su poderío económico-militar o con los problemas de otras naciones, en esencial del mundo subdesarrollado. De esta forma, el sistema político, legal, educativo, cultural, de EE.UU: es visto hoy —y de nuevo gracias a la globalización—, como un modelo a emular, pese a hechos como que la mujer norteamericana carece, entre muchos otros, de una serie de beneficios en su etapa pre y postnatal, a la vez que el acceso a intervenciones quirúrgicas de importancia relevante (cualquier tipo de cáncer) les está vedado económicamente.

En un Planeta donde somos siete mil millones de personas con siete mil millones de posibilidades, un informe reciente de Naciones Unidas (1) destaca que problemas como Interacción entre población y desarrollo en sus diversas facetas deben considerarse urgentemente, "sobre todo en relación con las mujeres y el lugar que ocupan en cada aspecto de la sociedad". Al respecto afirma que "más de 215 millones de mujeres en el mundo aspiran a tener acceso a una planificación familiar y a más control sobre sus vidas reproductivas y su salud; cientos de miles de ellas mueren por causas vinculadas al embarazo y el parto, que son completamente evitables, a la vez que millones no tienen acceso alguno a anticonceptivos".

Sin embargo, en el caso de China, "las mujeres de ese vasto país están reconsiderando su política del hijo único al gozar actualmente de una buena atención de salud reproductiva y tiempo para asumir actividades económicas que benefician a sus familias y comunidades".

¿Qué hacer para mejorar la existencia de la mujer en este planeta?

Escucharlas, apoyarlas, brindarles mayores espacios en todas las esferas de la vida. El logro de una globalización femenina basada en la igualdad, equidad, respeto y, ante todo, amor y tolerancia, debe y tiene que estar dentro de las más urgentes prioridades en todas las tribunas internacionales —como será el caso de la capital cubana en mayo próximo—. Y no olvidar que en la mujer está la clave para la estabilización de la demografía humana.

(1) "Somos siete mil millones de personas con siete mil millones de posibilidades", Informe Anual del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), octubre 26, 2011.

(2) Género. Editorial de la Mujer, Federación de Mujeres Cubanas, La Habana, 2008.


Compartir

Astrid Barnet Rodríguez


Deja tu comentario

Condición de protección de datos