sábado, 15 de junio de 2024

El seguro en Cuba, un asunto para remarcar en temporada ciclónica

Contra la escasa percepción de riesgo en la población y en muchas empresas batallan hoy día las entidades aseguradoras ESEN y ESICUBA, más por estos meses en que se prevé la amenaza de intensas lluvias y huracanes...

Fidel Benito Rendón Matienzo en Exclusivo 18/05/2024
0 comentarios
Comportamiento histórico de los ciclones en el mes de agosto
El Instituto de Meteorología vaticina para este año una temporada ciclónica bien activa y peligrosa, por eso es necesario tomar medidas preventivas
La actualización de los planes contra huracanes, intensas lluvias y otros desastres, a raíz del ejercicio nacional de Defensa Civil Meteoro 2024, debería contemplar, en cuantas entidades de la producción y los servicios o sectores lo ameriten, el reclamo de estar asegurados contra esas u otras contingencias.
 
El Instituto de Meteorología vaticina para este año una temporada ciclónica bien activa y peligrosa, y amén de que a nivel de territorio y de empresas se asuman desde ahora un grupo de medidas preventivas, de preparación de los cuadros, órganos de mando y de dirección, y de los colectivos, ojalá en muchos lugares también se tenga en cuenta cómo en caso de daños diversos garantizar la continuidad de los procesos, la rápida recuperación, sin que implique elevados costos al Presupuesto del Estado.
 

Meteoro
Siempre que inicia la temporada ciclónica, desde el Seguro se retoman este tipo de mensajes de recomendación y orientación al Mercado (Yizzet Bermello)

El seguro es una forma de transferencia de riesgos mediante la cual el asegurado tendrá la garantía, a partir del pago de un monto relativamente pequeño (la prima), de recibir una contraprestación mucho mayor por la entidad aseguradora en caso de un siniestro, y ello incluye problemas médicos, incapacidades o muerte para las personas; y para las empresas desde incendios, accidentes y roturas de maquinarias, hasta los daños que pueda provocar en sus instalaciones un fenómeno natural, entre muchos otros incidentes.
 
Por supuesto que también se hace necesario planificarlo previamente, analizar qué tipo de protección se necesita y para cuáles bienes, recursos y responsabilidades, además de establecer el contrato en cuestión (la póliza) con una aseguradora; un proceso que generalmente no se realiza por desconocimiento sobre este tema, o escasa percepción de los riesgos a los que se está expuesto.
 
De hecho, en un país como Cuba, y de cara a una temporada ciclónica como la que se está pronosticando, el seguro debería ser otro importante mecanismo de respaldo a valorar. Sin embargo, si bien hay sectores que ya lo incorporan, como el turismo y las grandes inversiones, también es cierto que su penetración en el ámbito de otras actividades económicas claves resulta aún insuficiente.
 
Muchos son los factores incidiendo en esta realidad, pero uno de los fundamentales es la poca cultura sobre el seguro que existe en el contexto nacional. Por ejemplo, sigue ocurriendo que en el sector empresarial muchas entidades lo aprecien más como un gasto que no se deciden a realizar, que como una inversión necesaria que les ayudaría a recuperarse ante una situación difícil.
 
 
Las dos aseguradoras en Cuba
Nuestro país dispone de dos instituciones aseguradoras: la Empresa de Seguros Nacionales (ESEN) y Seguros Internacionales de Cuba S.A (ESICUBA), con 45 y 61 años de  experiencia, respectivamente; cada una con enormes desafíos en función de seguir creciendo, y en cuyas plataformas digitales se pueden encontrar orientaciones o información de  interés sobre sus propuestas aseguradoras para muy diversos sectores.
 
La ESEN comercializa mayormente seguros a personas y para un segmento de actividades económicas. Por ejemplo, asume el seguro de bienes agrícolas que ampara los cultivos de ciclo corto, largo o permanente, con sus costos o rendimientos esperados; cubriendo las consecuencias negativas de riesgos como: ciclones, fuertes vientos, inundaciones, lluvias intensas, exceso de humedad, granizo, sequía, incendio, deslizamiento del terreno, plagas y enfermedades, entre otros.
 
ESICUBA realiza operaciones en todas las ramas aprobadas en la legislación cubana, excepto en esas modalidades de seguro de vida y agrícola (en las que se especializa la ESEN).
 

En tal sentido se destaca por ofrecer productos y servicios aseguradores a todo el sector empresarial nacional y a los intereses de los inversionistas asentados en nuestro territorio. La mayoría de estos productos cubren por igual, entre muchos otros riesgos, los asociados a daños provocados por fenómenos climatológicos, como los ciclones.

 
Ambas enfrentan el mismo reto, el de continuar batallando para que el seguro y sus posibilidades se entiendan mejor, para que se concienticen sus beneficios indiscutibles y este mecanismo logre ganar mayor presencia en una economía como la cubana, que precisa en gran medida de la prevención y la gestión de riesgos.
 
La ESEN y ESICUBA aprovechan estos meses en que los anuncios de la temporada ciclónica vuelven a generar alertas, para remarcar en mensajes que son mucho más que promociones, porque llaman a la concientización.

Compartir

Fidel Benito Rendón Matienzo

Periodista con 40 años de experiencia, dedicado actualmente a temas económicos, merecedor en 2022 del Premio por la Obra de la Vida, durante 20 años ocupó diversas responsabilidades, además de ser tutor y miembro de Tribunales de Tesis de Grado e integrar jurados de concursos nacionales de Periodismo, de la UPEC y la ANEC.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos