domingo, 14 de julio de 2024

Anestesia: miradas a una profesión en Cuba

El doctor Alberto Martínez Sardiñas ha podido comprobar que los profesionales cubanos de la anestesiología son muy respetados a nivel internacional...

Adianez Márquez Miranda en Exclusivo 20/09/2013
0 comentarios
Anestesiólogos
El Doctor Martínez Sardiñas asegura que la anestesiología moderna es mucho más complicada.

Hace algunos años tuve que someterme a un procedimiento quirúrgico. Los días previos a la operación fueron una tortura, pues mi mayor miedo era llegar a sentir algún dolor durante el proceso. Al verme rodeada de médicos, luces y equipos, mis nervios se volvieron incontrolables. Mis últimos recuerdos dentro del salón de operaciones son los esfuerzos del anestesiólogo conversando conmigo como si fuéramos amigos de años, intentando que dejara de pensar en lo que iba a suceder y me relajara un poco.

Mi operación transcurrió sin dificultades y aunque cada vez que vuelvo sobre ese momento recuerdo las palabras ecuánimes de aquel anestesiólogo, no ha sido hasta esta semana, durante las jornadas del X Congreso de Anestesiología, Reanimación y Dolor, que he logrado comprender el importante rol que desempeñan estos especialistas dentro del equipo médico.

LOS INICIOS DE UNA ESPECIALIDAD

El término anestesia significa sin sensibilidad. El surgimiento de esta especialidad en el mundo marca un hito entre el sufrimiento y la felicidad, explica el Doctor Alberto Martínez Sardiñas, Secretario General de la Junta de Gobierno de la Sociedad Cubana de Anestesiología y Reanimación.

“Antes del año 1846, cuando en Estados Unidos se hizo la primera anestesia, la operación era algo extremadamente horroroso para el ser humano. Incluso se decía que para ser cirujano había que ser resistente a los gritos de dolor, ser muy rápido y tener una puerta de escape para salir corriendo de los familiares cuando el paciente falleciera. Eso fue así hasta el año 1846, en que William Norton hace la primera anestesia”, comenta el Dr. Martínez Sardiñas.

Solo cinco meses después, se administraba en Cuba la primera anestesia específicamente en la provincia de La Habana,  la cual se convertiría también en la primera de Latinoamérica. A partir de entonces comenzó en nuestro país para estos profesionales una batalla por permanecer al tanto de los últimos adelantos de la especialidad.

Ya en la década del 40 del pasado siglo, el cubano Manuel Martínez Curbelo, fundador de la Federación Mundial de Sociedades de Anestesiología, creó la anestesia epidural continua, una técnica que se practica hoy en todas partes del mundo.

Aunque en sus inicios la anestesiología pretendía solo evitar el dolor del paciente, el Doctor Martínez Sardiñas asegura que la anestesiología moderna es mucho más complicada.

“Ya no es solamente anestesia, es el control artificial de todas las funciones vitales y es la protección del paciente contra la agresión quirúrgica (…) el problema es que la agresión quirúrgica, que produce una cantidad enorme de reacciones en el organismo sea controlada, y eso se logra con la anestesia”, asegura este anestesiólogo que acumula ya varios años de experiencia.

Por esta razón en la actualidad el término anestesia se sustituye por medicina perioperatoria, una especialidad que es complemento perfecto para la actividad quirúrgica. “Si no hubiera sido por la anestesia, ni el cráneo, ni el corazón, ni el mediastino, ni el abdomen superior hubiera sido alcanzable nunca”, comenta Martínez Sardiñas, quien se ha desempeñado además por estos días como Secretario general del Comité Organizado de este X Congreso de Anestesiología, Reanimación y Dolor que termina este viernes.

CIRUGÍA SIN DOLOR: UN RIESGO

Administrar anestesia implica introducir un agente en el cuerpo humano que paralizará, aunque sea en un pequeño espacio, una determinada función del sistema nervioso. Ante esta interrogante que preocupa a los pacientes, el Doctor Alberto Martínez Sardiñas explica que aun el procedimiento más pequeño conlleva riesgos, pero es un riesgo que se conoce y se previene.

“Hoy en día la mortalidad por anestesia en el mundo es 1 por 400 mil, es decir, prácticamente no existe. En Cuba  estamos todavía tratando de acercarnos a esa cifra, eso no quiere decir que alguien no tenga una complicación”.

El doctor Martínez Sardiñas afirma que la anestesia es muy segura. El anestesiólogo por naturaleza está entrenado para trabajar en condiciones muy difíciles, de mucho riesgo, de mucho estrés, de mucha tensión. En la medida de que va adquiriendo experiencia es más capaz de manejar situaciones complejas.

ANESTESIA: GENERAL O LOCAL

Es usual en un paciente que se va a someter  a un procedimiento quirúrgico la preocupación por el tipo de anestesia que se va a utilizar. Este es un tema sobre el cual el doctor Martínez Sardiñas explica existen muchos mitos. “Hay anestesias regionales y general, la regional que más se utiliza en Cuba es la espinal (…) Se reserva la anestesia general para casos más graves porque es más segura para los pacientes graves”.

El uso de uno u otro tipo de anestesia depende del diagnóstico quirúrgico, de la magnitud de la operación y de las condiciones de paciente. Existe riesgo con las dos anestesias.

El doctor Martínez Sardiñas explica que las decisiones sobre las dosis que se administran se determinan de acuerdo a la reacción del  paciente. “O sea hay que hacer un ajuste, la dosis que voy a aplicar es la que el paciente necesite, que va a estar en relación con las características del apaciente y la operación”.

LA ANESTESIA CUBANA

El doctor Alberto Martínez Sardiñas ha podido comprobar que los profesionales cubanos de la anestesiología son muy respetados a nivel internacional, sobre todo por su dedicación a los cuidados del paciente. “En primer lugar por la seriedad que tienen, por el enfoque humano que le damos a los pacientes, por el valor que le damos a la vida (…) Ese espíritu que tiene el anestesiólogo cubano le da un respeto en el mundo que ningún otro anestesiólogo tiene”.

Sin embargo, la anestesia cubana se enfrenta a muchos retos, entre ellos la adquisición de nuevos medicamentos. El doctor Martínez Sardiñas explica que el país mas desarrollado en anestesia es Estados Unidos y que muchas veces por causa del bloqueo económico impuesto a nuestro país no se pueden adquirir los últimos adelantos en anestesia. Pero afirma que con los que tenemos se pueden hacer todos los procedimientos.

Orgulloso menciona los logros y retos que asume la  anestesia cubana. Menciona la cobertura total de anestesiólogos en el país como un logro, sin embargo, se convierte además en un reto pues todavía no son suficientes los especialistas.

“El reto es cubrir las necesidades, que podamos ofrecer un servicio con calidad como ya lo estamos haciendo, pero que esa calidad conlleve que podamos hacerlo con el  número de personas que necesita. El reto siempre es incorporar nuevos medicamentos, nuevas técnicas”

El doctor Martínez Sardiñas comenta que “es muy importante para el anestesiólogo tener la confianza del paciente, que llegue confiado y que sepa que este en buenas manos”.

Esta semana para los anestesiólogos cubanos ha sido muy fructífera. El debate de temas diversos de la especialidad y la actualización de las técnicas han sido prioridad durante este X Congreso de Anestesiología, Reanimación y dolor. Durante las jornadas científicas,  el objetivo común  estuvo en mantener la seguridad del paciente, estas jornadas muestran la profesionalidad y el humanismo de un grupo de especialistas que nos mantienen vivos, mientras no controlamos nuestro cuerpo a causa de una cirugía.


Compartir

Adianez Márquez Miranda


Deja tu comentario

Condición de protección de datos