martes, 31 de enero de 2023

Anders Celsius, historia detrás de un nombre

Anders Celsius fue una de las destacadas figuras del círculo de grandes científicos que introdujeron en Suecia las nuevas tendencias de las ciencias naturales, la investigación experimental y la visión newtoniana del mundo...

Cubahora en Exclusivo 28/11/2022
0 comentarios
Anders Celsius
Celsius es conocido como el inventor de la escala centesimal del termómetro. Aunque este instrumento es un invento muy antiguo, la historia de su gradación es de lo más caprichosa

Por: Henry Delgado Manzor / Tomado de su perfil en Facebook 

Anders formó con su amigo Carl von Linné, la pareja científica que introdujo a Suecia en la vanguardia del progreso y las Ciencias Naturales de los siglos XVIII y XIX. El pequeño Anders recibió una educación esmerada. Su tío Olof Celsius, que fue catedrático y uno de los más notables botánicos de su tiempo, se ocupó personalmente de dirigir sus estudios. Aunque se interesó por muchas otras disciplinas, en su juventud le apasionó la astronomía. Entre 1730 y 1744, año de su prematuro fallecimiento por tuberculosis, Anders Celsius dictó la cátedra de astronomía de la Universidad de Uppsala, y desde 1742 dirigió su recién inaugurado observatorio. Estudió con especial atención las auroras boreales, y en 1736 participó en una expedición científica a Laponia que confirmó la hipótesis newtoniana de que la Tierra está achatada en los polos.
 
Pero la que sin duda fue su más célebre aportación al progreso de las ciencias, es la escala termométrica que lleva su nombre. Antes del siglo XVIII, las mediciones de los termómetros eran poco fiables, se utilizaban dos tipos de escala: una para el frío y otra para el calor, por lo que los instrumentos debían enfriarse y calentarse sucesivamente. En 1714 el físico alemán Fahrenheit ideó una escala más racional basándose en las temperaturas de fusión del hielo y la ebullición del agua, que abarca de 32 a 212 grados. El francés Réaumur propuso en 1730, otra muy similar entre 0 y 80 grados.
 
En 1742 Anders Celsius creó una escala de manejo mucho más sencillo. Los grados de Celsius iban de 0 a 100, y en principio el 0 correspondía a la ebullición del agua, mientras el 100 marcaba la congelación a nivel del mar. Tras la muerte de Celsius, Carl von Linné, tuvo la feliz idea de invertir la escala y añadir los grados negativos para las temperaturas por debajo del punto de congelación, tal como la conocemos y usamos hoy en día.
 
Actualmente la escala Celsius se emplea en la mayoría de los países, y resulta especialmente útil en las observaciones y estudios meteorológicos.
 
 
 

 



Deja tu comentario

Condición de protección de datos