martes, 7 de febrero de 2023

“Las Pulp Fiction, deliciosa literatura chatarra”

A través de sus icónicas ilustraciones, hacemos homenaje a los pulp´s y se intenta contar su historia...

Carlos Alberto Alcaide García
en Exclusivo 10/05/2022
0 comentarios
Las Pulp Fiction-Literatura
Portada de un ejemplar de la revista Black Mask. La revista estuvo publicando historias de aventuras, detectives, romance y temas ocultos desde 1920 hasta 1951.

No se puede hablar de literatura pop sin mencionar las pulp fiction. Aunque se ha tildado de literatura blanda, fácil, complaciente y chatarra, y quizás sea todo eso, no se puede prescindir de ella y ha tributado más lectores que algunos de los clásicos respetados por la crítica esnobista.

Este artículo es un homenaje a los pulp´s e intenta contar su historia a través de sus icónicas ilustraciones.   

El término pulp se refería en sus orígenes al tipo de papel barato, de pulpa de madera, en el que se imprimían publicaciones como Amazing Stories, Dime Detective, Weird Tales, Horror Stories y Black Mask, pionera del género negro. En su época de esplendor algunas de estas revistas llegaron a vender un millón de ejemplares en EE UU. Pero más tarde, la pulp fiction pasó a designar el tipo de historias que se encontraban en estas revistas .

“Es literatura popular en el sentido más amplio del término, dedicada a entretener y divertir al lector”, explica el crítico y escritor Jesús Palacios. “Literatura para las masas, que se preocupa menos por la calidad estilística o literaria y más por la acción, la narración pura. Y ahí se encuentra desde lo más infecto hasta grandes autores”.


Ilustración de origen español o italiano y autor desconocido. Prevalente sea los años 70tas.

Considerada como un ejemplo de subliteratura, los relatos de los pulpmagacines eran acción en bruto protagonizada por personajes planos, sin filigranas ni profundidades psicológicas, una literatura que valoraba más el músculo, que, digamos, el cerebro. Sus historias eran muchas veces inverosímiles, con giros imposibles, especialmente diseñadas para sorprender… y muy entretenidas. En un puñado de páginas se resuelven intrincados misterios donde, al final, nada es lo que parece. “No estaba bien vista desde la crítica literaria ortodoxa”, explica el crítico y escritor Jordi Costa. “Había exceso de hipérboles, un estilo discutible, pero como en el cine de Serie B, aparecen fulgores de belleza o excentricidad memorables”.


Ilustración de Julian Paul, aparece en la portada del libro Big Mike de Charles Givens.


Ilustración de George Gross. Fácilmente podría aparecer en una portada de estilo Spicy and Saucy combinada con el estilo Gánster.

Los escritores de pulp, que bien podrían ser personajes de sus propios relatos. Mercenarios de la escritura, escribían a destajo, varios relatos o novelas al mes, en largas noches de insomnio, muchas veces con varias máquinas de escribir en las que iban avanzando en diferentes historias simultáneamente y firmando bajo varios seudónimos. Algunos llegaban a facturar la friolera de un millón de palabras al año. De la vilipendiada cantera del pulpsalieron autores hoy plenamente aceptados como Raymond Chandler y Dashiell Hammet, que sentaron las bases de la novela negra y las historias policiacas hard boiled, el terrorífico universo atávico de H. P. Lovecraft, o la ciencia ficción de Phillip K. Dick, Isaac Asimov y Ray Bradbury. O Ron Hubbard, fundador de la Cienciología. Personajes bien instalados en el imaginario popular, como el Conan de Robert E. Howard o el Tarzán de Edgar Rice Burroughs, surgieron de sus amarillentas páginas.


Ilustración de autor desconocido. La mujer que aparece encaja con el estereotipo de Famme Fatale. Las mujeres fatales son personajes imprescindibles de las novelas pulp´s.

Sobre las revistas pulp hay mucha tela por donde cortar todavía, por ejemplo, las historias con escenario cubano, las consecuencias de ser un escritor pulp, la herencia al universo de los súper héroes… sencillamente necesitamos visitar este tema en próximos artículos para entender este fenómeno literario que traspasó la cultura popular con sus historias terribles, políticamente incorrectas, ingenuas, gore, violentas y sin lugar a dudas, entrañables… 


Ilustración de estilo Black pulp. Probablemente de los años 70tas.


Compartir

Carlos Alberto Alcaide García

Le gusta el cine y la literatura, más la segunda que el primero. Es profesor de literatura en el Pre' y alumno del actual centro de formación literaria Onelio Jorge Cardoso.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos