domingo, 27 de noviembre de 2022

¿Qué es la urticaria crónica y cómo prevenirla?

En la mayoría de las ocasiones, no es posible precisar las causas que provocan urticaria crónica…

Alberto Jesús Quirantes Hernández
en Exclusivo 03/10/2022
0 comentarios
urticaria
urticaria

La urticaria es una enfermedad de causa desconocida y en un número de casos se considera una enfermedad autoinmune; se caracteriza por la presencia en la piel de ronchas y habones, especie de bultos, y produce una intensa picazón durante todo el día pidiendo asociarse a un angioedema, que es una hinchazón de labios y párpados.

MECANISMOS INTERNOS DE LA URTICARIA

Como las células del sistema inmunitario tienen en su interior gránulos de histamina, si ésta se libera estimula las fibras nerviosas de la piel y causa prurito. También el contacto de la histamina, pero con los vasos sanguíneos, provoca que estos liberen líquido que se acumula en la piel y provoca los habones. Si afecta a capas más profundas se produce el angioedema. En tanto que la urticaria aguda dura entre 48 a 72 horas, la crónica puede prolongarse varios años.

LOS SÍNTOMAS DE LA URTICARIA CRÓNICA

Consisten en la aparición, prácticamente diaria, de habones o ronchas por todo el cuerpo, en ocasiones acompañada de angioedema, que como ya dijimos, consiste en una hinchazón de zonas blandas de la piel como son labios o párpados. Si esta hinchazón es muy intensa, puede provocar una deformación completa de la cara. Su duración es de, al menos, dos meses y medio. Produce una importante alteración de la calidad de vida. Las lesiones en la piel sí aparecen ininterrumpidamente. Aunque de manera mucho menos frecuente, también puede inflamarse la lengua o la glotis, lo que provocará dificultad en la respiración y necesitará atención inmediata en un cuerpo de guardia.

En un 50 por ciento de pacientes se ha podido demostrar que se trata de un mecanismo autoinmune, esto es, el propio organismo activa a las células de la piel que hacen que liberen histamina y se provoque entonces la urticaria.

LAS CAUSAS DE LA URTICARIA

En la mayoría de las ocasiones, no es posible precisar las causas que provocan urticaria crónica. Hay un tipo de ellas que se denominan urticarias físicas que aparecen en las zonas en la que la piel entra en contacto con algún estímulo físico como frío, vibración, presión, agua, exposición al sol, etc. La más frecuente de este grupo se denomina dermografismo, que se produce tras el roce o rascado.

En el caso de la urticaria crónica, como las lesiones en la piel surgen ininterrumpidamente, se deben investigar factores desencadenantes y por eso se puede suprimir de la dieta de ciertos productos alimenticios o atribuir a situaciones que producen estrés, etc. Al no cesar el proceso, se tendrá en cuenta la posibilidad de que sea por una enfermedad más seria y profunda. La falta de diagnóstico puede generar angustia y desestabilización emocional en quien la padece.

Como no existe un tratamiento para la causa, la erupción cutánea puede reaparecer y existen factores que pueden empeorarla, como tomar antiinflamatorios no esteroideos como aspirina y derivados.

EL PRONÓSTICO DE LA URTICARIA CRÓNICA

Por lo general, un solo episodio aislado de urticaria aguda sin angioedema, que no ha tenido ninguna consecuencia, no necesita una evaluación posterior por parte del especialista.

Si no mejora y se repite, además de acompañarse de hinchazón importante con complicación respiratoria o si se sospecha que el causante ha sido un alimento o un medicamento, se requiere un estudio por parte del alergista. Cuando las lesiones en la piel provocadas por la urticaria crónica aparecen sin interrupción, se buscan factores desencadenantes.

Pudiera decirse que una característica positiva de esta enfermedad es que, en la enorme mayoría de los casos, tras varios años de padecer de urticaria crónica, ella desaparece por sí sola sin dejar ningún tipo de consecuencia.

DIAGNÓSTICO DE LA URTICARIA CRÓNICA

Es cuando prácticamente a diario aparecen habones o ronchas por todo el cuerpo, en ocasiones acompañadas de angioedema, y con duración de, al menos, dos meses y medio. Conlleva realizar múltiples análisis y muchas visitas a especialistas. La urticaria crónica no suele ser reflejo de ninguna enfermedad subyacente y se caracteriza porque todas las pruebas a que se somete el paciente son siempre normales.

TRATAMIENTO DE LA URTICARIA CRÓNICA

El tratamiento de la urticaria crónica es el de los síntomas, no de la causa.

Si el proceso es agudo entonces se trata en una consulta de urgencias con antihistamínicos y, según la gravedad del cuadro, con corticoides.

Si la urticaria no mejora y aparece de nuevo, si ha sido acompañada de una hinchazón importante con complicación respiratoria o si se supone que el causante ha sido un alimento o un medicamento, se necesita un estudio por parte del alergista.

El tratamiento es efectivo cuando se mantiene de una forma constante a pesar de no tener habones y se trata con antihistamínicos. Cuando la respuesta no es adecuada, es posible aumentar las dosis o combinarlos.


Alberto Jesús Quirantes Hernández

Profesor Consultante y Jefe del Servicio de Endocrinología del Hospital Docente Dr. Salvador Allende en La Habana, Cuba.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos