lunes, 15 de julio de 2024

Cocina de Cuba

un blog de Cocina de Cuba

Recetas típicas de la gastronomía popular cubana

La gastronomía popular cubana no solo es celebrada por sus principales platos, sino además por sus irresistibles postres como el arroz con leche, el flan de leche condensada y el dulce de coco…

Alberto Jesús Quirantes Hernández
en Exclusivo 10/07/2024
0 comentarios
Flan de piña
La gastronomía popular cubana es una celebración de la creatividad, la diversidad y la pasión por una comida con sabor

La gastronomía popular cubana es una valiosa asociación de influencias españolas, africanas y caribeñas que se manifiesta en sus platos característicos. Uno de los componentes más notorios es el empleo de ingredientes principales como los frijoles, el arroz, el cerdo, la yuca y el plátano, que se armonizan de formas diversas para crear sabores deliciosos y únicos. Entre los platos más representativos se hallan la ropa vieja, una preparación de carne de res desmenuzada en salsa de tomate y especias y el famoso arroz congrí, una mezcla de arroz y frijoles negros sazonados con especias como el comino y el ajo.

El influjo africano se evidencia en platos como el ajiaco, un caldo espeso a base de carne de cerdo, boniatos, plátanos y otros vegetales, que manifiesta la usanza de los guisados africanos. Por otra parte, la herencia hispana se ve manifestada en platos como la ropa vieja, que probablemente tenga sus raíces en los guisos españoles y el lechón asado, un cerdo entero marinado en especias y jugos cítricos.

La gastronomía popular cubana no solo es celebrada por sus principales platos, sino además por sus irresistibles postres como el arroz con leche, el flan de leche condensada y el dulce de coco. Además, las bebidas típicas como el daiquiri y el mojito son famosas en todo el orbe y complementan cabalmente la experiencia culinaria cubana. La gastronomía popular cubana es una combinación arrebatadora de influencias culturales, sabores y tradiciones que conciben que cada comida sea una experiencia deliciosa y única.

Las recetas de la gastronomía popular cubana se definen por el uso creativo de ingredientes básicos, su simplicidad y su enfoque en destacar los sabores naturales de los alimentos. La generalidad de las recetas se asienta en ingredientes económicos y comunes, como los frijoles, el arroz, las carnes de pollo y de cerdo, así como en una variedad de vegetales tropicales como la yuca, el plátano y el boniato.

El uso de hierbas frescas y especias resulta primordial en la cocina cubana, donde el comino, el ajo, el cilantro y el orégano se emplean generosamente para añadir profundidad de sabor y sazonar los platos. También, las salsas y adobos a base de cítricos, como la naranja agria y el jugo de limón, son frecuentes en muchas preparaciones, brindando un toque refrescante y ácido.

La cocina cubana además se destaca por sus técnicas de cocción, que incluyen la fritura, el asado, la marinación y el guisado, todas las cuales se emplean para realzar la textura y el sabor de los alimentos. Además, la influencia de otras culturas, como la española y la africana, se evidencia en muchas de las recetas cubanas, que han sido reinterpretadas y adaptadas a lo largo del tiempo para crear platos deliciosos y únicos. En síntesis, la gastronomía popular cubana es una celebración de la creatividad, la diversidad y la pasión por una saludable comida.

Recetas

Picadillo a la cubana

El picadillo a la cubana es un plato tradicional cubano que mezcla carne molida sazonada con especias y verduras, creando una mezcla de sabores salados, dulces y picantes. Aquí va una receta básica para prepararlo:

Ingredientes:

Quinientos gramos de carne molida que puede ser de cerdo, res o una mezcla de ambas

Dos cucharadas de aceite

Una cebolla grande, finamente picada

Un pimiento verde, bien picado

Dos dientes de ajo, bien picados

Cuatro cucharadas de pasta de tomate

Una cucharadita de orégano seco

Dos cucharaditas de comino molido

Pimienta al gusto

Media cucharadita de pimentón dulce

Sal al gusto

Media taza de vino blanco opcional

Arroz blanco cocinado, para servir

 

Preparación:

En una sartén grande, calentar el aceite a candela media-alta. Añade el ajo y la cebolla, y cocinar hasta que estén aromáticos y dorados, por unos 3 o 4 minutos.

Agregar el pimiento verde y cocinar por unos 2 o 3 minutos más, hasta que esté blando.

Añadir la carne molida a la sartén y cocinar, desmenuzando la carne con una cuchara de madera, hasta que esté cocinada y dorada por completo.

Agregar el tomate, el orégano, el comino, el pimentón, la pimienta y la sal. Cocinar a fuego de medio a bajo durante unos 10 o15 minutos, removiendo en ocasiones, para permitir que los sabores se combinen.

Si estás usando vino blanco, agrégalo a la sartén junto con la salsa de tomate. Cocinar por unos cuantos minutos más.

Probar y ajustar la sazón según fuese necesario. Si la mezcla estuviera muy seca, se puede añadir un poco de agua o de caldo de pollo.

Servir el picadillo caliente encima del arroz blanco cocinado.

Tamales a la cubana

Ingredientes para la masa:

Dos tazas de masa de maíz para tamales

Media taza de manteca de cerdo derretida

Sal al gusto

Ingredientes para el relleno:

Quinientos gramos de carne de pollo o de cerdo cocinada y desmenuzada

Una cebolla grande, bien picada

Dos dientes de ajo, bien picados

Un pimiento rojo, bien picado

Una zanahoria, rallada

Dos cucharadas de aceite

Pimienta al gusto

Sal al gusto

Hojas de maíz lavadas para envolver los tamales

 

Preparación:

En una sartén grande, calentar el aceite a fuego medio. Añadir el ajo, la cebolla y el pimiento rojo y cocinar hasta que estén aromáticos y dorados, por unos 3 o 4 minutos.

Adicionar la zanahoria rallada y cocinar por unos minutos más.

Añade la carne cocida y desmenuzada a la sartén y cocinar durante unos minutos, hasta que esté bien combinada con las verduras. Añadir pimienta y sal al gusto.

Si estás usando otros ingredientes opcionales, agrégalos a la mezcla de carne y verduras. Cocinar por unos minutos más y luego retirar del fuego.

En un recipiente grande, mezclar la masa de maíz, la manteca derretida y sal al gusto. La masa debe tener una consistencia fácil de extender y suave.

Tomar una hoja de maíz y colocar una porción de masa en el centro.

Poner una porción del relleno de carne en el centro de la masa.

Doblar los lados largos de la hoja sobre el relleno, luego doblar los extremos hasta formar un paquete.

Repetir el proceso con el resto del relleno y de la masa.

Colocar los tamales en una olla con agua hirviendo y cocinarlo durante aproximadamente 1 hora, o hasta que la masa esté firme y cocida.

Servir los tamales calientes, acompañados de salsa picante o salsa de tomate al gusto.

 

Flan de leche

Ingredientes:

Para el caramelo:

1 taza de azúcar

1/4 taza de agua

Para el flan:

Una lata de 400 gramos de leche condensada

Una lata de 400 gramos de leche evaporada

Cuatro huevos

Una cucharadita de esencia de vainilla

 

Preparación:

Precalentar el horno a 180°C (350°F).

En una cazuela pequeña, colocar el agua y el azúcar para el caramelo. Cocinar a fuego medio, sin revolver, hasta que el azúcar se diluya y se cree un caramelo dorado. Verter el caramelo en el fondo de moldes individuales o de un molde para flan, cubriendo bien el fondo.

En un recipiente grande, mezclar la leche evaporada, la leche condensada, los huevos y la esencia de vainilla. Batir bien hasta que la mezcla esté homogénea y suave.

Verter la mezcla de flan sobre el caramelo en los moldes individuales o en el molde grande.

Colocar el molde o moldes en una bandeja para hornear grande y llenarla con agua caliente hasta que alcance aproximadamente la mitad de la altura del molde para flan.

Hornear el flan en el horno precalentado durante cerca de 50 a 60 minutos, o hasta que esté firme pero aun ligeramente tembloroso en el medio.

Retirar el flan del horno y dejarlo que se enfríe a temperatura ambiente. Luego, refrigerarlo durante por lo menos 4 horas, o preferible durante toda la noche, para que se afirme bien.

Para servir, pasar un cuchillo por los bordes del molde para que se afloje el flan. Colocar un plato boca abajo sobre el molde y darle la vuelta ágilmente para que el flan caiga sobre el plato con el caramelo en la parte superior.

Servir el flan frío y disfrutar de este agradable postre cubano.

 

 

Arroz con pollo

Ingredientes:

Quinientos gramos de muslos de pollo o cualquier parte de pollo que se elija cortados en trozos

Dos tazas de arroz

Una cebolla, bien picada

Dos dientes de ajo, bien picados

Un pimiento verde, bien picado

Una zanahoria, cortada en cubitos

Cuatrocientas gramos de puré de tomates

Tres tazas de caldo de pollo

Una cucharadita de comino molido

Una cucharadita de orégano seco

Media cucharadita de azafrán o cúrcuma opcional, solo para dar color

Pimienta al gusto

Sal al gusto

Aceite

 

Preparación:

En una cazuela grande, calienta un poco de aceite a candela media-alta. Agregar los trozos de pollo y dorarlos por todos lados. Retirar el pollo de la cazuela y reservar.

En la misma olla, agregar un poco más de aceite si fuese necesario y añadir la el ajo, cebolla, la zanahoria y el pimiento verde. Cocinar hasta que las verduras estén blandas, más o menos de 5 a 7 minutos.

Agregar el arroz a la cazuela y cocinar por unos minutos más, removiendo continuamente, hasta que ya esté ligeramente dorado.

Incorporar el puré de tomates, el orégano, el comino, el azafrán o la cúrcuma si se está usando, pimienta y sal al gusto. Revuelve bien.

Volver a colocar el pollo dorado en la cazuela, junto con cualquier jugo que haya liberado. Verter el caldo de pollo encima del arroz y el pollo y asegurarse de que cubra todo.

Llevar la mezcla a que hierva, luego reducir la candela a baja, tapar la cazuela y dejar cocinar a fuego lento por unos 20 o 25 minutos, o hasta que el arroz esté cocinado y el pollo esté suave y bien cocinado.

Una vez que el arroz y el pollo estén cocinados, retirar la cazuela de la candela y dejarla reposar tapada durante vari minutos antes de servir.

Servir el arroz con pollo caliente, adornado con cilantro fresco o rodajas de limón si se desea.

 

Ensalada de aguacate

Ingredientes:

Dos aguacates maduros, picados en cuadrados

Un tomate grande, picado en cuadrados

Un pepino, picado en rodajas finas

Un cuarto de cebolla, picada en rodajas finas

Jugo de un limón

Dos cucharadas de aceite

Pimienta al gusto

Sal al gusto

Opcional: hojas de perejil o de cilantro picadas para decorar

 

Preparación:

En un recipiente grande, combinar los cuadrados de aguacate y tomate, las rodajas de pepino y las rodajas de cebolla.

Exprimir el jugo de limón encima de la ensalada. El limón evitará que el aguacate se oxide rápidamente y ayudará a realzar los sabores.

Verter el aceite sobre la ensalada y mezclar suave y despacio para que todos los ingredientes se impregnen con el limón y el aceite.

Condimentar la ensalada con pimienta y sal al gusto. Probar y ajustar la sazón según fuese necesario.

Si se desea, decorar la ensalada con hojas de perejil o cilantro fresco picado para dar un toque de frescura adicional y color.

Servir la ensalada de aguacate como plato principal o como acompañamiento junto con tortillas o pan.


Compartir

Alberto Jesús Quirantes Hernández

Profesor Consultante y Jefe del Servicio de Endocrinología del Hospital Docente Dr. Salvador Allende en La Habana, Cuba.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos