martes, 7 de febrero de 2023

En busca de un empresario emprendedor y con sentido de la urgencia

Para quienes desde las redes sociales u otros espacios han expresado por estos días sus señalamientos y recomendaciones sobre la Empresa Estatal Socialista (EES), quizás muchas dudas hayan quedado esclarecidas cuando el domingo 11 de septiembre- por segunda ocasión consecutiva- el tema fue traído al programa televisivo Cuadrando la caja.

Fidel Benito Rendón Matienzo en Exclusivo 14/09/2022
0 comentarios
Empresa Estatal Socialista-Economía
La empresa estatal socialista sigue siendo la que más aporta a los programas de la Revolución y al desarrollo de la sociedad.

Días antes de la salida al aire de la pasada emisión dominical de Cuadrando la caja bajo el título de ¿Otra empresa estatal socialista es posible?, en las redes sociales comenzaban los comentarios en torno al tema, entre estos los de un cibernauta nombrado Tony, quien escribió el 8 de septiembre:

No entiendo. ¿Acaso las Empresas Estatales actuales NO son Socialistas en Cuba? La pregunta es tan abarcadora a interpretación. A mí se me antoja entenderla dirigida hacia la eficiencia y rentabilidad. Para mí en las condiciones o coyunturas en la que le ha tocado vivir mi país eso será imposible. Trabajará y perdurará la Empresa cumpliendo con programas y planes profundamente humanos y sociales centralmente dirigidos, pero a costos materiales y financieros no rentables económicamente, concluye Tony.

También el 8 de septiembre un tal Reynaldo escribió:

Considero que sí, otra Empresa Estatal Socialista es posible, pero para ello en primer lugar tenemos que creer todos (los de arriba y los de abajo) en ello. No es posible dictando todos los días medidas para salvarlas, pero que al final no son efectivas o mejor dicho se aplican diferentes, desde la óptica de lo político. Las empresas tienen mucho personal indirecto, que en muchos casos tienen que ser debido al exceso de burocratismo.

En segundo lugar los Organismos de Dirección Superior (OSDE) siguen administrando y tomando las decisiones por la Empresa Estatal Socialista; al final los directores no mandan, el consejo de dirección no analiza, toma medidas, propone, ya que lo que se tiene que hacer es lo que decidió otro, señaló el cibernauta.

Por suerte está anunciada una Ley de Empresa que legalice y sistematice una serie de cuestiones, recordó en Cuadrando la caja la Ingeniera Ariadne Plasencia, presidenta del Grupo Empresarial de la Informática y las Comunicaciones (GEIC), además de reiterar la importancia de las transformaciones de cada entidad hacia adentro y donde es esencial el papel de los directivos.

LOS PRIMEROS INCONFORMES SON LOS PROPIOS EMPRESARIOS

Los primeros inconformes con la manera en que estamos haciendo las cosas somos nosotros,  los empresarios, afirmó la panelista además de aclarar que camino a esos cambios, que no ocurren de la noche a la mañana, para algunos funcionarios son más importantes los controles que los resultados en su desempeño.

Aunque un directivo tenga sus ideas y capacidad de generar siempre está el temor a errar, de que se le cuestione su audacia, aseguró la experta, además de considerar que esa autonomía planteada desde afuera, ha costado trabajo enraizarla y ejercerla.

En sintonía con ello el 8 de septiembre desde las redes sociales Heriberto Cruz Herrera dijo:

Hay que simplificar las reglas del juego empresarial en lo que respecta a los controles y directivas que emanan desde arriba, recuerdo como muy negativo para solo citar un ejemplo, todos los temas que son obligatorio analizar en los Consejos de dirección mensualmente, y si no dejas la trazabilidad debida te lo cuestionan en los controles y auditorías, hay otras formas de hacer las cosas, y es dejar hacer.

Por ello a la pregunta del moderador del programa –esta vez el Máster en Ciencias Rafael Montejo, Decano de la Facultad de Contabilidad y Finanzas de la Universidad de La Habana-, ¿Qué frena las transformaciones necesarias: preparación de los directivos, tradición verticalista, falta de liderazgo? Ariadne Plasencia respondió cuán peligrosa podría ser la inercia cultural.

Antes de subrayar otros problemas que inciden hoy día en el logro de los cambios demandados por la dirección del país, en aras de que como principal fuente de riquezas, bienestar y prosperidad del país, la ESS genere la mayor cantidad de bienes y servicios, de empleos, de inversiones, exportaciones e importaciones, el Doctor en Ciencias Agustín Lage, Asesor de Biocubafarma,  aclaró en Cuadrando la caja que no nos vamos a dejar empujar al pantano de la privatizaciones, tal cual han propuesto algunos como  solución a los problemas de la economía cubana.

Un cibernauta, Jorge Acosta, el 8 de septiembre alertó: Ojo recordar cómo la URSS se quedó sin empresas estatales. Y este fue el 1er pasó para acabar con el socialismo en lo que era ese gran país.

DIFICULTADES QUE GOLPEAN AL SISTEMA EMPRESARIAL CUBANO

El hecho de que la casa tenga problemas la solución no es derrumbarla, dijo Lage en el programa televisivo para de inmediato señalar las principales dificultades que él opina golpean al sistema empresarial cubano: una alta centralización de las decisiones, cierto nivel de burocracia sobre todo donde  los procedimientos son más importantes que los objetivos, y el querer establecer regulaciones o normativas sin tener en cuenta la heterogeneidad del sistema empresarial.

También se refirió a la escasa dinámica en la creación de nuevas empresas y ejemplificó que hay sectores que durante 10 años se mantuvieron con la misma cantidad de entidades, y como otro fenómeno mencionó la desconexión entre la EES y el comercio exterior.

El destacado científico y empresario aclaró que para comprender todo lo anterior se debe ir a las causas en tanto el sistema económico nuestro viene del subdesarrollo y tuvo su despegue cuando en el  campo socialista, con la Unión Soviética al frente, funcionaban bien la dirección vertical y la planificación, y eso ocurrió en la época de la Segunda Revolución Industrial.

Después la economía mundial se enfrentaría a dos fenómenos nuevos: la celeridad de los cambios tecnológicos en campos como la informática y la robótica, y el de la globalización.  Por tanto, todo lo que hagamos tiene que ser para preparar o empoderar a la EES.

Pero como bien dijo en el programa el Decano de la Facultad de Contabilidad y Finanzas “no todas nuestras empresas están en las mismas  condiciones, hay desniveles en su desarrollo, y a su vez ellas en el entramado en que se desenvuelven el día a día deben enfrentar trabas, amarras que la obligan a prepararse para asumir nuevas estrategias”.

“Pero si el entramado es un proceso largo de consultas de cada decisión operacional estamos enredados, si el entramado es varias capas de intermediación entre la gestión de la empresa y la realización en el mercado internacional estamos enredados, si el entramado es administrar una mipyme de inteligencia artificial con los procedimientos administrativos de una empresa de flora y fauna estamos enredados”, acotó Agustín Lage.

“Y si vamos en sentido contrario volvemos a caer en la historia de que los procedimientos son más importantes que los objetivos”, precisó el destacado científico.

En opinión de la ingeniera Ariadne Plasencia, “por suerte tales absurdos no son el entorno en que se desenvuelven las empresas, si bien hay que enfocarse en la preparación de los colectivos, de los cuadros y equipos de dirección en actividades como la innovación”.

Respecto al liderazgo o empoderamiento de los trabajadores aclaró que en la EES los trabajadores se gestionan maneras de actuación socialista y participan en el diseño e implementación de las operaciones de la entidad, aunque no en todos los lugares el proceso transcurre por igual.

CIENCIA, INNOVACION, DESARROLLO Y GESTION

Según el Máster en Ciencias Ociel Marichal, asesor del sistema empresarial de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), a veces hablamos de ciencia, innovación y desarrollo y nos olvidamos de la gestión, y quiero reafirmar lo que decía Lage: “no podemos continuar regulando para que todas las empresas funcionen igual”.

Hay que buscar el traje a la medida, le secundó el conductor del programa.

Hoy las empresas tienen más facultades y el Decreto Ley 34 les da más flexibilidad, recordó  Marichal en alusión a la voluntad del Estado en ese sentido, por lo cual en su opinión no habrá avances si no desarrollamos la innovación, si los controladores no transforman la empresa o no resuelven la forma de controlar que conlleve a cambiar las formas de pensar.

Incluso la presidenta del GEIC señaló que muchas empresas tienen capacidades para aportar lo que las diferencia de otras entidades, como expresión de la heterogeneidad existente.

Por ahí está la experiencia de cuando el Comandante en Jefe Fidel Castro creó la industria biotecnológica, y de esta surgieron empresas nuevas, con ciclo completo de producción, investigación, desarrollo y comercialización. Hoy cuesta trabajo lograr nuevas empresas a partir de colectivos del sector presupuestado, manifestó el Doctor en Ciencia Agustín Lage.

Aprendimos en esa dinámica y se le dieron facultades de exportación e importación a esas empresas, se montaron esquemas diferentes de negociación hacia otros países, recordó el hoy Asesor de Biocubafarma.  

En las redes sociales algunos recomiendan repartir las empresas, elegir sus jefes, es decir, sugieren una privatización velada o abierta,  y se cuestiona la EES si está o no en sectores estratégicos. Por suerte algunos piensan distinto.

¿Liberación de fuerzas productivas?, Ok. ¿De los medios de producción?, Nunca. Esto último, de ocurrir, anula el carácter socialista. Inmensa y riesgosa tarea para los decisores y obligado conocimiento y conciencia del pueblo para juntos al gobierno emprender el camino más justo y humano hacia un bienestar público general, escribió el 8 de septiembre en las redes el cibernauta Tony.

Un tal Economista.cuba escribió ese día en la propia plataforma virtual: Las empresas deben tener un % de acciones en manos de los trabajadores, con nombre y apellidos, que hayan pagado por ellas.

Para  Ociel Marichal, asesor del sistema empresarial de las FAR, si  el capital de una ESS pasa a manos de los trabajadores entonces la empresa deja de ser socialista porque pasa a ser propiedad de esas personas y no de todo el pueblo.

Además, recordemos que la empresa estatal socialista sigue siendo la que más aporta a los programas de la Revolución, al desarrollo de la sociedad, dijo la presidenta del GEIC y subrayó que en un municipio o provincia las hay que por su importancia resultan también estratégica para el territorio.

Respecto al papel de la ciencia y la innovación, quedó claro que tales componentes en la producción son valor añadido, y al decir de Agustín Lage si queremos una empresa de alta tecnología ésta debe tener un componente tecnológico alto, y que invierta en investigación y desarrollo, como parte de la economía del conocimiento.

Recordó que ese tipo de empresa surgió en Cuba al calor del desarrollo de la biotecnología y la informática, en pleno periodo especial, por lo cual consideró como una responsabilidad del sector académico que se convierta en fuente o incubadora de empresa, lo cual no está ocurriendo con la dinámica necesaria.

Hoy tenemos 7 empresas estatales de alta tecnología aprobadas, y 51 mipymes estatales, dijo en alusión no solo a la insignificante cantidad en cada caso, no obstante concebirse su creación hace un largo periodo. Ahí hay una dinámica de creación de empresas y de forma de gestión, acotó.

Para Agustín Lage la innovación tecnológica (presente en muchas resoluciones científico-técnicas)  viene de la mano de la información gerencial, sin ésta no puede haber aquella.

Si queremos tener biotecnología, nanotecnología, inteligencia artificial, macro datos, sensores, transformación digital, manufactura auditiva, y todo eso,  tenemos que diseñar  formas innovadoras de esa gestión empresarial, que no es lo mismo que teníamos a mediados del siglo 20, señaló el Asesor del Grupo Empresarial de Biocubafarma.

NO OBSTANTE LAS MEDIDAS A FAVOR DE LA ESS, SU IMPACTO ES INSUFICIENTE

Lo cierto es que en materia de perfeccionamiento de ese sujeto principal de la economía cubana no se ha avanzado lo suficiente, no obstante disponerse de autonomía en su administración y gestión, en correspondencia con lo recogido en la Constitución de la República y las medidas aprobadas con ese fin por el Estado y gobierno.

El efecto de éstas, de su implementación, se considera insuficiente, aunque tampoco pueden soslayarse realidades como la falta de financiamiento y los problemas de abastecimiento, con la inestabilidad o intermitencias en los insumos; y desde la subjetividad el que algunos directivos sigan “atados” a viejos cánones.

Tal cual señaló en la última edición dominical de Cuadrando la caja el Máster en Ciencias Ociel Marichal, asesor del sistema empresarial de las FAR, un empresario por naturaleza debe ser emprendedor. Sin desconocer los problemas objetivos necesitamos una reacción más agresiva, el sentido de la urgencia, manifestó.


Compartir

Fidel Benito Rendón Matienzo

Periodista con 40 años de experiencia, dedicado actualmente a temas económicos, merecedor en 2022 del Premio por la Obra de la Vida, durante 20 años ocupó diversas responsabilidades, además de ser tutor y miembro de Tribunales de Tesis de Grado e integrar jurados de concursos nacionales de Periodismo, de la UPEC y la ANEC.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos