viernes, 2 de diciembre de 2022

Economía digital: para hacer las cosas de una manera diferente

Delinear las fronteras entre la economía digital y la tradicional es cada vez más difícil, dado que muchas actividades diarias están supeditadas a multiplicidad de conexiones en línea entre personas, empresas, dispositivos, datos y procesos...

Fidel Benito Rendón Matienzo en Exclusivo 02/11/2022
1 comentarios
Tranfermóvil
La existencia de plataformas de pago como EnZona y Transfermóvil hacen más llevadera la vida, por sus múltiples beneficios para la población y la sociedad. (Tomado de etecsa.cu)

Que en Cuba más de siete millones 500 mil personas estén conectadas a Internet, de las cuales una cifra superior al 80% lo hace a través del teléfono celular, es un dato alentador en medio de diversas limitaciones materiales y tecnológicas.

No son las únicas cifras reveladoras de todo el colosal esfuerzo del Estado por avanzar en la transformación digital del país, pero como se dijo recientemente en el espacio televisivo Cuadrando la caja la apertura masiva de celulares constituye un momento de suma importancia en ese camino.

En primer lugar porque nos permite acceder a datos y a Internet, lo cual junto a la existencia de plataformas de pago como EnZona y Transfermóvil hacen más llevadera la vida, por sus múltiples beneficios para la población y la sociedad.

Ambos hechos son un claro exponente de la llamada Economía digital, la cual resulta mucho más abarcadora que la informatización, tal cual subrayaron los especialistas que trataron este tema en la emisión dominical del 30 de octubre, del mencionado programa del Canal Caribe.

CUBA ESTA TRANSITANDO DE LA INFORMATIZACION A LA TRANSFORMACION DIGITAL

Para el Ingeniero  Armando Estévez Alonso, Director General de la empresa Tecnomática, la Economía digital consiste en la realización de acciones económicas en el campo digital o virtual, con tecnologías o modelos de negocios propios, por lo cual se diferencia del mundo físico.

Expresión de su acelerada tendencia a crecer es que si en 2008 las cinco empresas más grandes del planeta eran del petróleo, la energía y las telecomunicaciones, desde 2018 tal posicionamiento está en manos de los cinco mayores emporios de la informática pues  el mercado de los datos ha pasado a ser el principal activo o mercancía en venta a nivel  global.

Según Armando, la Master en Ciencias Beatriz Alonso Becerra, directora de Citmatel, y el Ingeniero Alexis Massó Muñoz, del Instituto de Cliptografía de la Universidad de La Habana, en materia de Economía digital Cuba está ahora dando los primeros pasos, transita de la informatización a la transformación digital.

Los panelistas aclararon que se trata de hacer las cosas de una manera diferente como hasta ahora venía ocurriendo, pues se aprovecha todo el potencial de la digitalización para simplificar, mejorar y agilizar los procesos.

Hay quienes consideran que delinear las fronteras entre la economía digital y la tradicional es cada vez más difícil, dado que muchas actividades económicas diarias están supeditadas a multiplicidad de conexiones en línea entre personas, empresas, dispositivos, datos y procesos.

Pero ejemplos de la primera lo vemos en el comercio electrónico, en el pago de determinados servicios por la plataforma Transfermóvil y en otras tantas actividades, en las que cambiaron las maneras de actuar….  y de pensar, en aras de una mejor calidad de vida.

¿Cuántas veces no hemos escuchado esta frase?: “esto siempre se ha hecho así”. En tanto, cada día se transforman más las formas de relacionarnos las personas (las instituciones o empresas), la propia vida laboral, educacional y otras tantas esferas.

Recordemos cómo a raíz del enfrentamiento a la pandemia fue necesario acudir –como nunca antes- al trabajo a distancia, al comercio electrónico, al uso de las redes sociales.

En un escenario de COVID-19 las personas necesitaban conectarse más para comunicarse con su familia, así como implementar el teletrabajo, además de que se garantizó la conectividad de los centros de aislamiento, las instituciones científicas, el acceso gratuito a la plataforma Cubaeduca y otras de la Educación Superior.

¿DIGITALIZANDO LA BUROCRACIA?

Pero si bien hemos avanzando en conectividad, todavía quedan por desarrollar más servicios y plataformas, y por que se eliminen en las empresas el papeleo o cuantos pasos siguen siendo un obstáculo al desarrollo, o que en materia de prestación de servicios tanto irritan a la población.

“Si usted toma un método de trabajo burocrático, lento, complejo y lo digitaliza sin ningún cambio, usted está digitalizando la burocracia”, aseguró con mucha razón en Cuadrando la caja el director general de Tecnomática.

En sintonía con todo lo anterior en las redes sociales, un cibernauta llamado Oscar Ramos Isla dijo: La economía digital permite más control, es más proactiva y aumenta la producción de bienes y de servicios.

Nestor Angel escribió: “Es una necesidad de primer orden, siendo con la mayor eficiencia, cuando se hace posible exportar  a la contabilidad todas las operaciones -también digitalizadas- de todas las operaciones del proceso productivo o de servicios de que se trate.

Un tal Lázaro Hernández señaló en las redes sociales: Me gustaría que se impulsara la economía digital a nivel de país pero seamos realistas... con apagones de 18 horas (que muchas veces donde se conecta el sistema es el bloque contrario y las centrales telefónicas a las tres horas empiezan a fluctuar), colas para atender a jubilados y métodos para la atención a las personas jurídicas en exceso reglamentarios en los bancos ... no lo veo... pero es muy necesario”.

Dado el impacto que tiene el Comercio Electrónico, la Master en Ciencia Beatriz Alonso Becerra, aclara cuán complejo es este servicio, que facilita la vida de las personas y constituye una vía por la que las entidades puedan realizar sus mercancías o servicios.

En su opinión, para que funcione bien o cumpla su cometido se requiere tenga su plataforma informática.

Pero tiene que haber un modelo de negocios apropiado, flexible, que permita explotar más potencialidades, un sistema de logística y de distribución, un buen servicio y una buena interrelación con los clientes y los proveedores, y a partir de esa retroalimentación hacer ciertas innovaciones en aras de satisfacer las necesidades de la población.

LAS CLIPTOMONEDAS LLEGARON A CUBA

Las cliptomonedas, el blockchain, el bit data, la inteligencia artificial, las cadenas de bloques, por citar algunas de las nuevas tecnologías a nivel mundial en el campo de las telecomunicaciones y las finanzas, empiezan a conocerse en el país, sin olvidar cuán costosas son y cuánto acentúan la brecha digital entre las naciones más desarrolladas y las menos desarrolladas, y al interior de ellas.

De acuerdo con el Ingeniero Alexis Massó Muñoz las cliptomonedas están de moda, han impactado no solo en el comercio electrónico sino en la vida cotidiana, pues su uso es cada vez mayor, dada la seguridad que ofrece ese dinero programado.

Además de la transferencia de dinero permite hacer programaciones, contratos inteligentes, o programar reglas  sobre las cuales se van a incorporar los contratos de valor.

El Banco Central de Cuba y el Instituto de Cliptografía, junto a otras entidades, llevan un tiempo estudiando su presencia en el país, dado que los beneficios, antes mencionados, son grandes.

Otro aspecto importante es que este tipo de dinero, que se basa en una tecnología que no borra la información, hace que esta sea segura y pública.

De su implementación en la Isla, tanto Alexis como Armando informaron en Cuadrando la caja que se usa, por ejemplo, en la trazabilidad o control de la distribución de medicamentos y combustible. Incluso la aplicación para móviles denominada ServiCupet facilita el seguimiento a la venta de este recurso en los servicentros.

En opinión de los panelistas, no obstante los avances en el campo de la Economía digital y del desarrollo de la conectividad,  las barreras culturales y tecnológicas se dan la mano por lo cual resulta necesario continuar trabajando en reducirlas al máximo.

La directora de Citmatel es del criterio de que hay que cambiar la mentalidad respecto hacia dónde dirigir los recursos,  en aras de que sean más eficientes. Ver de todos los procesos a cuáles aportar con mayor celeridad, manifestó.

Como han señalado los principales dirigentes del país, Cuba seguirá desarrollando el proceso de informatización de la sociedad y avanzando hacia la transformación digital, en función de los objetivos de justicia social que caracterizan a su Revolución, para asegurar la construcción de una sociedad digital inclusiva y solidaria.


Fidel Benito Rendón Matienzo

Periodista con 40 años de experiencia, dedicado actualmente a temas económicos, merecedor en 2022 del Premio por la Obra de la Vida, durante 20 años ocupó diversas responsabilidades, además de ser tutor y miembro de Tribunales de Tesis de Grado e integrar jurados de concursos nacionales de Periodismo, de la UPEC y la ANEC.

Se han publicado 1 comentarios


Juan Carlos Subiaut Suárez
 2/11/22 11:55

Estimado periodista:

Es enaltecedor el hecho de que en medio de las limitaciones materiales y tecnológicas, Cuba continue desarrollando el proceso de informatización de la sociedad y avanzando hacia la transformación digital, en función de los objetivos de justicia social que caracterizan a su Revolución, para asegurar la construcción de una sociedad digital inclusiva y solidaria.

Pero reitero la insistencia al visualizar el hecho, que señala el Director de Tecnomática, “Si usted toma un método de trabajo burocrático, lento, complejo y lo digitaliza sin ningún cambio, usted está digitalizando la burocracia" Ocurre que muchas veces, demasiadas, para agilizar trámites burocráticos, incluso aplicando nuevas tecnologías, caemos en ineficiencias, en las cuales brilla más burocracia. Somos un país que enfrenta serias dificultades, unas, por el Bloqueo, otras porque no nos habituamos a reconocer nuestras deficiencias propias y, legislamos y pensamos como país desarrollado, sin tomar en consideración el aseguramiento material y logístico imprescindible para la materialización de su funcionamiento, toda medida organizativa requiere recursos para su implantación, funcionamiento y control, pero las asumimos naturalmente funcionales y creamos sucedáneos burrocráticos que dan al traste con la posible y esperada solución. Usted menciona EnXona y Transfermóvil como ejemplos exitosos y eficientes de economía digital a la hora de agilización y optimización de trámites que facilitan la vida a la población; pero la gran e inmensa mayoría no lo son, a pesar de los buenos deseos de sus diseñadores, sobran los ejemplos con Tu envío y otras aplicaciones informáticas, los sitios de organismos para ¨agilizar¨ trámites, y otros.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos