domingo, 14 de julio de 2024

Humor gráfico contra el neofascismo (+Fotos)

Con las armas del humor gráfico se apunta al grueso fenómeno como a sus trazas…

José Ángel Téllez Villalón en Exclusivo 20/06/2024
0 comentarios
 I Bienal Internacional de Humor Político
El viernes 14 de junio se inauguró en la Galería 23 y 12 la I Bienal Internacional de Humor Político. (José Ángel Téllez Villalón / Cubahora)

La Habana acoge por estos días a cultivadores, estudiosos y promotores del humor convocados para el apretado programa de la I Bienal Internacional de Humor Político. Tan apretado como el portal de la Galería 23 y 12, donde quedó inaugurada el pasado viernes, con el entusiasmo y beneplácito de los asistentes. Entre ellos, el Ministro de Cultura Alpidio Alonso Grau y el Presidente de la Unión de Periodistas de Cuba Ricardo Ronquillo Bello.

El plato fuerte de la cita era la inauguración de la Muestra Central. Antes, el reconocido humorista gráfico Arístides Hernández (Ares) leyó el acta del jurado, los repentistas Osniel Domínguez y Emiliano Sardiñas esbozaron con sus décimas el mundo que, pintado, veríamos adentro, y la viceministra Lizette Martínez discursó sobre las motivaciones con que se armó el evento.

Esta Bienal, convocada por el Ministerio de Cultura, el Consejo Nacional de las Artes Plásticas y la revista La Jiribilla, tiene el propósito de “explorar de manera lúdica el impacto de la globalización y los fenómenos asociados a ella”. Y para empezar, enfiló los trazos y la creatividad de humoristas gráficos de diversos países contra un fenómeno que se recicla: el neofascismo.

El jurado de admisión, conformado por la directora de la revista La Jiribilla Rosa Elena Encinas, los caricaturistas Adán Iglesias (Adán), Ismael Lema (Lema) y Arístides Hernández (Ares), el artista visual Denys San Jorge; seleccionó las 79 viñetas que se exhiben; entre un total de 225 obras de 66 ilustradores, caricaturistas humoristas gráficos de 24 países.

Por su parte, el Jurado presidido por Ares y completado por los caricaturistas Iván Lira (Lira), de Venezuela; Arturo Kemchs (Kemchs), de México; Lázaro Miranda (Laz), de Cuba y Yaíma Pupo, curadora de la Colección de Dibujo Humorístico del Museo Nacional de Bellas Artes, dictaminó, “dada la calidad y cantidad de trabajos”, otorgar tres premios de igual categoría.

Fue premiado el artista brasileño Cau Gómez (Cau Gómez), por su cartón “Indígena y Lucha”; “tomando en consideración el abordaje de la temática central del evento, desde la perspectiva de los medios de prensa hegemónica y su diálogo con las culturas originarias americanas,  destacándose  la excelente ejecución del dibujo”. 

El segundo mencionado fue el turco Oğuz Gürel (Oğuz), por la obra “S/T”, “en tanto emplea a el recurso de la historieta humorística para reflexionar sobre la democracia y las políticas demagógicas prevalecientes en el mundo contemporáneo”

El otro Premio recayó en el iraní  Salar Eshatkhah (Salar) por la pieza  “Antena TV”; “dibujo minimalista que discursa sobre la influencia de los medios de comunicación en la  difusión de pensamientos de ideas de naturaleza neofascista”.

El Gran Premio de la Bienal Internacional del Humor Político, el más importante del certamen, se concedió al artista belga Luc Descheemaeker (O Sekoer), por su obra titulada “Iceberg”; “en reconocimiento a la excelente factura y a su capacidad para reflexionar sobre el neofascismo de manera sintética y contundente”.

I Bienal Internacional de Humor Político I Bienal Internacional de Humor Político I Bienal Internacional de Humor Político I Bienal Internacional de Humor Político I Bienal Internacional de Humor Político

Al leer el dictamen, el también Premio Nacional del Humor 2020, destacó la calidad de las obras presentadas, la pluralidad y originalidad de las obras presentadas desde distintos lugares del mundo al abordar el tema del neofascismo.

Un variado registro de las manifestaciones neofascistas podrán apreciar los que recorran la muestra curada por Yhaima Rodríguez Pupo y montada con prestancia en la céntrica galería. Son creaciones resultantes de incisivas miradas  y del buen arte de creadores de 22 países, de México, Brasil, Italia, Sri Lanka, Colombia, Rusia, China, Alemania, Bélgica, Uzbekistán, Türkiye, Ucrania, Irán, Siria, India, Estonia, Suecia, Lituania, Chipre, Serbia, Grecia y Cuba.

Se apunta al grueso fenómeno como a sus trazas, desde la sátira y la ironía  se ridiculiza y se descarna, con ese poderoso arsenal que ha acumulado el humor gráfico internacional. Ya aludido desde sus manifestaciones más sutiles, a través de los  símbolos que identifican el fascismo histórico, o la caricaturización de personajes contemporáneos como Trump, Milei o Netanyahu.

Son blancos del humor manifestaciones tan viejas como la discriminación racial, la manipulación de las mentes y la censura. Se comenta sobre la emigración y las secuelas de las guerras. Y, como como era de esperarse, se hacen presentes el conflicto en Ucrania y el genocidio en Palestina.

La mayoría son caricaturas editoriales, concebidas para comentar visualmente acontecimientos de la realidad, como recursos periodísticos. Para circular impresas o por el ciberespacio,  en las plataformas establecidos o alternativas, en páginas “oficiales” o en las más personales de las redes sociales. Para competir con los memes, pero para mucho más que  generar reacciones, para propiciar reflexiones y  en cierto grado orientar  las conductas; según el substrato histórico e ideológico por donde se mueva.

Hay muy pocas historietas y caricaturas personales. Igual que resultan raras las caricaturas con globos.

Predomina el color, pero hay dibujos exquisitos; minimalistas unos y  abigarrados otros, la mayoría equilibrados para comunicar. Para alertar sobre ese fantasma que recorre el mundo, que se cambia de piel, pero tan excluyente como siempre, tan manipulador y cruel.

Como esta, se estarán inaugurando una docena de exposiciones, colectivas y personales, de creadores extranjeros y del patio, en galerías, cines y en otros espacios como en las escuelas de arte envasadas en la capital.  

Incluidas, las que se concibieron desde el Museo del Humor de San Antonio, para el 18vo Salón Nacional de Humorismo y Sátira.

El programa de la I Bienal Internacional de Humor Político comprende otros tipos de actividades, concebidas para diversos públicos y grupos etarios. No faltarán festivales de caricaturas, proyecciones de audiovisuales, presentaciones de libros, puestas en escenas y conciertos de trovadores. Se concibieron, también, dos encuentros teóricos, donde se abordarán temáticas relacionadas con el quehacer de los humoristas gráficos.

Gran oportunidad para aquilatar la diversidad y potencialidades del humor político, hasta el 28 de junio y un poco más.

 


Compartir

José Ángel Téllez Villalón

Periodista cultural


Deja tu comentario

Condición de protección de datos