domingo, 14 de julio de 2024

VERDE NATURAL POR METÁLICO

Con el nuevo proyecto de remodelación de la plaza, los arcos y palmeras metálicas de la Tribuna Antiimperialista serán remplazadas por vegetación...

0 comentarios
tribuna antiimperialista
Ahora se pueden observar aves y mariposas entre el mar y el concreto, gracias al nuevo proyecto de remodelación
De todo tipo de congregaciones acogieron los arcos y palmeras metálicas de la Tribuna Antiimperialista. Ahora estas estructuras, con el nuevo proyecto de remodelación de la plaza, serán remplazadas por vegetación.
 
La identidad: que el proyecto demuestre cubanía; la sostenibilidad: utilizar plantas autóctonas con menos requerimientos hídricos y con mayor adaptación a las condiciones del lugar, al cambio climático y que a su vez genere más biodiversidad para lograr un resultado más satisfactorio. Estos dos fueron los elementos principales para desarrollar el paisaje, de acuerdo con Laritza Castillo, directora de Horticultura y Paisajismo del Jardín Botánico Nacional y jefa de lo relacionado con la vegetación en el proyecto.
 
Las bases de donde salían las armazones de hierro ahora se transforman en canteros con requisitos específicos para albergar las plantas: profundidad del sustrato, bordes reforzados. El jardín que está detrás de la escultura de la bandera también requirió de sus estudios.
 
El reto era seleccionar plantas cubanas que resistieran el spray salino del malecón, el smog generado por los vehículos y el fuerte embate del viento, entre otros impactos.
 
¿Solución? Palmas, muchas, pero en combinación con árboles y arbustos además de césped y herbáceas. Un ecosistema que resiste mejor las condiciones del lugar.
 
Palma corojo, palma cana, miraguamas, trinas, uva caleta, hicacos... son algunas de las especies que se verán reflejadas. Hay ejemplares como la Cocotrinax borhidiana, en peligro de extinción y preservarla aquí se vería como una acción de conservación. Otra interesante sería la Copernicia gigas, unos cuantos individuos de hasta 8 metros de altura, que se traen del sur de Sancti Spíritus.
 
"Este tipo de plantas no existen en viveros, nos ocupamos mejor en tener exóticas. Por esto fue necesario extraer los ejemplares de su hábitat natural y motearlas* en los campos. Luego de 45 días en cuarentena y cuidados, una vez que comiencen a echar raíces nuevas se llevan a su lugar definitivo. No todas se dan, son seres vivos que pueden estresarse y un mal manejo puede dañarlos. Para eso también se motean algunos sustitutos y se guardan las semillas. El trabajo pesado estuvo a cargo de la Empresa Agroforestal Habana", añadió.
 
Un nuevo parche verde en la ciudad. Ahora se pueden observar aves y mariposas entre el mar y el concreto.
 

Compartir


Deja tu comentario

Condición de protección de datos