domingo, 14 de julio de 2024

Un pez con muchos dientes (+Fotos)

En realidad este título no les dará muchas pistas sobre el pez del que les vamos a hablar, pues la gran mayoría de los peces tienen muchos dientes, sólo que no en todos son tan evidentes..

0 comentarios
Manjuarí
Son habitantes de aguas dulces en lagunas, humedales, ríos y esteros alimentados con aguas dulces.

Por: José Rivera

En realidad este título no les dará muchas pistas sobre el pez del que les vamos a hablar, pues la gran mayoría de los peces tienen muchos dientes, sólo que no en todos son tan evidentes y es, tal vez, por ello que nuestros aborígenes en su idioma, el Aruaco, le llamaron "Manjuarí" que significa: pez con muchos dientes.

Pero el manjuarí es, además, una especie endémica de Cuba, único representante de su Familia LEPISOSTEIDAE en Las Antillas y con unos escasos parientes en la porción central de Norteamérica (México y Estados Unidos). Su aspecto es también algo especial. En México le llaman Pez Lagarto y en inglés se llama Gar.

Y como estos peces, los nuestros y sus parientes continentales, no han experimentado ningún cambio evidente, al compararlos con sus fósiles más antiguos conocidos, que datan del Cretácico, se les considera como unos verdaderos fósiles vivientes.

Sus poblaciones en Cuba se han ubicado en la región Suroccidental, desde la porción oriental de la Ciénaga de Zapata, hasta los humedales del sur de Pinar del Río y en la Ciénaga de Lanier en la Isla de la Juventud. Pero en la actualidad se conocen sólo dos poblaciones: las de la Ciénaga de Zapata y la de la Ciénaga de Lanier.

Son habitantes de aguas dulces en lagunas, humedales, ríos y esteros alimentados con aguas dulces. Las alteraciones en su hábitat, la pesca no controlada y la introducción de especies exóticas, como la claria, parecen ser las causas de la acelerada reducción de sus poblaciones en su área de distribución original.

Las imágenes que les mostramos aquí corresponden a individuos de la población de la Ciénaga de Zapata, que ha sido beneficiada con un criadero que protege los primeros estadíos, para liberarlos luego al medio natural.

De paso, en las imágenes se puede apreciar los ambientes de cenotes, galerías inundadas y otros en que podemos encontrarlos.

 


Compartir


Deja tu comentario

Condición de protección de datos